martes, 19 de junio de 2012

Implementarán un hospital de campaña entre Arica - Tacna


La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del  Interior de Chile (ONEMI) propuso la idea de disponer de un hospital de campaña útil para los heridos de Chile y Perú que pudiera dejar la catástrofe.


En la práctica se trata de un hospital específico para catástrofes frente al peor escenario que pudiera dejar un sismo y posterior tsunami de proporciones, que en el caso de Arica se estima afectaría a unas 90 mil personas y en las regiones de Tacna e Ilo a un número mayor.



No se trata de un proyecto que sólo tenga el propósito de reforzar la integración y colaboración mutua entre los dos países, sino de una iniciativa que obedece a cubrir las necesidades de atención lógicas que se darán en ese momento.


En el hospital de Tacna existe actualmente un colapso estructural en los servicios de atención y  el hospital de Arica la problemática apuntaría a la disposición de camas.



Lo peor, sin embargo, surge al considerar la distancia que separa a Arica del resto del país y lo afectada que quedaría la conectividad terrestre al menos durante las primeras horas de ocurrida al emergencia. Todos eso, poniéndose en el peor escenario donde Arica quede con nula conectividad vial con el resto del país.



“Hablamos de una respuesta de 72 horas con el nivel central, por lo tanto en ese tiempo tenemos que poder solventar o entregar los recursos y las atenciones a las personas que se vean dañadas. Es por eso que este proyecto se hace vital para ambas regiones”, expresó el director regional de Onemi Franz Schmauck.



Otro tema trabajado tiene que ver con la generación de un protocolo de libre tránsito por ambos pasos fronterizos, en donde los vehículos de emergencia puedan pasar sin perder tiempo en controlar, agregó.



“Si hay un incendio descontrolado en Tacna, que bomberos de Arica pueda desplazarse rápidamente. Si hay un accidente de tránsito en el camino hacia Arica y no damos abasto con nuestro sistema de salud, Tacna nos pueda ayudar, o sea, la idea es que este convenio marco sirva para todo evento”, dijo el director regional de la Onemi.



El hospital en cuestión se plantea como una solución integral de fácil armado, rápida y muy movible, “que no solucionará el problema completo, pero sí descongestionará y minimizará las pérdidas humanas”, dijo.



En la región de Arica se conocen los “puestos médicos de avanzada”, que dan solución a problemas de atención básicos, sin embargo, lo que pretende el proyecto es más que eso.


La infraestructura será autónoma en su totalidad, tanto en energía, alumbrado, climatización y suministro de agua potable, que como es de esperar, en una catástrofe el recurso siempre queda contaminado.



Un hospital de este tipo tiene, según Schmauck, filtradores de agua salada, de ríos, aguas servidas, etc.


Su capacidad de será de 60 camas de hospitalización, más ocho para tratamientos de cuidados intensivos y principalmente quirófanos para hacer frente a operaciones, entre otros servicios.


El valor de este proyecto es de 1.650 millones de pesos, que se buscará sean aportados por organismos europeos.