martes, 3 de diciembre de 2013

Chile tiene la capacidad de modernizar los tanques Leopards 2 A 4



Mientras que el Ejército peruano sigue haciendo ejercicios militares con los tanques T – 55, en Chile los profesionales de la Fábrica y  Maestranza del Ejército chileno (FAMAE) tienen ya la capacidad de modernizar y darle una nueva vida útil a sus Leopard 2 a 4.

Esto quiere decir que los técnicos  tienen la capacidad de mejorar  o modificar la visión térmica o nocturna del tanque. También se supo que FAMAE logró  modificar una menoría para que el Leopard pueda usar distintos tipos de municiones y no solo los que Alemania les vendió como producto único.

Con este avance, Chile ya puede reparar todos sus vehículos acorazados. A esto se suma una planta de mantenimiento recuperativo integral de grupos motopropulsores, que permitirá volver a condición cero todas las líneas MTU y Detroit, así como una planta de recuperación de orugas.

Asimismo, con unos modernos bancos de prueba, FAMAE analiza las placas con circuitos electrónicos  que tiene cada uno de los Leopards.

El dato importante aquí es que anteriormente tanto las placas como los componentes eran enviados a Alemania para su reparación que costaba 6 mil dorales (Cada uno) y por solo saber el diagnósticos también costaba el mismo monto de dinero.  Además se demoraban en meses para saber dicha información. Dejando a los tanques inoperativos.

Cosa que ya no es así, ahora el Ejército chileno puede  cambiar los componentes en casas de electrónica que se encuentran en su país ahorrando tiempo y dinero.


En el caso de la memoria,  Chile pudo modificar  la memoria EEPROM parque el tanque pueda utilizar tres tipos  de fabricante de municiones, sobre todo las más modernas, en la que un solo tiro puede programarse para tres tipos de  blancos distintos.

Como se recuerda, en el mes de abril infodefensa informó que Chile tenía previsto comprar  kits de modernización, para elevar al mismo estándar A5 a ochenta de los cerca de 180 Leopard 2 A4 adquiridos entre los años 2005 y 2007, al igual que un número de motores y otros componentes de reposición.

Por otro lado, FAMAE cuenta con un laboratorio  de optrónica y que está lleno de lásers, miras y sistemas de visión nocturna, como térmicas.
Por último, se supo que estos sistemas tienen un alcance de 7.200 metros.