jueves, 14 de agosto de 2014

Chile tendría pensado modernizar sus F-16 con sistemas de punta




Hace unos días, se informó que  BAE Systems, Boeing, Lockheed Martin y L-3 Communications se les ha declarado en Chile  como competidores para la modernización de los F -16 de la Fuerza Aérea de Chile.


Como se sabe,  la FACH adquirió 10 F-16  block 50  compradas nueva de los EE.UU. y 36 de segunda mano adquiridos en los Países Bajos. Y al  ver que Brasil tiene el interés de adquirir los cazas Gripen NG, la FACH tendría pensado adquirir algunos F-16 Block 50 nuevos  y reducir el número de versiones de segunda mano, mientras que  al mismo tiempo le da de baja  a sus  Mirage F-5. 

Su objetivo es llegar a una mezcla de 36 F-16 actualizado con una matriz activa común de barrido electrónico (AESA) radar, computadoras de misión y armas avanzadas de nueva generación.

Se debe tener en cuenta, que en el 2009, Chile recibió los misiles  Raytheon, AIM- 120 AMRAAM y AGM-88 HARM en su flota de F-16.

Otro punto importante, es que los F-16 chilenos tienen el sistema Exelis ALQ-211  diseñado por Raytheon y que está integrado con un  software de Lockheed Martin y que sería no solo el alma de la nave, sino que este ordenador gestiona los datos procedentes de los distintos sensores y envía información a la cabina de mando y armas.

Otro dato y no menos importante,  es que todo F-16 chileno de segunda mano que no sea actualizado, podría ser convertido en QF-16 por la empresa Boeing.

Como se sabe, Boeing tiene la capacidad de convertir antiguas aeronaves F-16,  en aviones no tripulados.

Por lo tanto, con la eventual aparición en América del Sur de aviones de combate equipados con radares AESA que son  superiores, obligaría a los países de esta región adquirir nuevos cazas. 

Venezuela probablemente respondería a ordenar la fabricación del Sukhoi Su-35, y Perú y Ecuador podrían recurrir a soluciones similares al alcance de su presupuesto.