martes, 18 de noviembre de 2014

Chile no podría ser socio de la empresa sueca Saab




Mientras que la empresa sueca Saab se encuentra en la búsqueda de nuevos socios  en América del Sur para el proyecto del caza Gripen, nosotros no creemos que Chile sea uno de ellos.


Y el motivo sería porque empresa norteamericana Lockheed Martin, ha seleccionado el radar SABR para los trabajos de modernización de los aviones de combate F-16. Y como se sabe, BAE Systems, Boeing, Lockheed Martin y L-3 Communications han sido declarados en Chile  como competidores para la modernización de los F -16 de la Fuerza Aérea de Chile.

¿Pero que es el Radar AESA?

El SABR es un radar de escaneo electrónico activo (AESA).Y acuerdo al fabricante, el radar SABR es un sistema AESA multifuncional de control de tiro, diseñado para un re-equipamiento de bajo costo de aviones de combate F-16 en servicio y escalable para integración en otros cazas de tercera y cuarta generación.

SABR provee mejoras en la conciencia situacional, mayor rango de detección, mayor gestión de objetivos, mapas de búsqueda y rescate de alta resolución, rastreo automático de blancos, alta resistencia a interferencia, superposición de modos operativos aire-aire y aire-tierra y capacidad de ataque a tierra de alta precisión en todo tiempo.

El objetivo es integrar capacidades típicas de cazas de quinta generación en los F-16, de tal manera que les permita viabilidad operacional más allá del año 2025.


Como se sabe,  la FACH adquirió 10 F-16  block 50  compradas nueva de los EE.UU. y 36 de segunda mano adquiridos en los Países Bajos. Y al  ver que Brasil tiene el interés de adquirir los cazas Gripen NG, la FACH tendría pensado adquirir algunos F-16 Block 50 nuevos  y reducir el número de versiones de segunda mano.

Su objetivo es llegar a una mezcla de 36 a 40 aviones  F-16 actualizado con una matriz activa común de barrido electrónico (AESA) radar, computadoras de misión y armas avanzadas de nueva generación.

Otro dato y no menos importante,  es que todo F-16 chileno de segunda mano que no sea actualizado, podría ser convertido en QF-16 por la empresa Boeing.

Como se sabe, Boeing tiene la capacidad de convertir antiguas aeronaves F-16,  en aviones no tripulados.

Por lo tanto, con la eventual aparición en América del Sur de aviones de combate equipados con radares AESA que son  superiores, obligaría a los países de esta región adquirir nuevos cazas.