lunes, 2 de marzo de 2015

¿Grupo chileno Angelini detrás del caso de espionaje peruano?




Mientras que el actual gobierno sumiso en fría el caso de espionaje con Chile, Roberto Vieira, presidente  del Frente Nacional  de la Pesca exigió una mayor acción del Ministerio de la Producción.


Y es que para el presidente  del Frente Nacional  de la Pesca, Chile tiene mucho interés en defenestrar la industria pesquera nacional y quedarse con la hegemonía  de un recurso tan valioso como la anchoveta.

“No podemos dejar que nuestra pesca se destruya. Al parecer hay una componenda, pues  no es casualidad  que las empresas chilenas  hagan cuantiosas inversiones  durante el 2008-2009,  cerca de 2 mil millones de dólares en Arica. Justo cuando empezó el espionaje.

Roberto Vieira sostiene que quien esta de tras de todo esto, es  el empresario chileno Roberto Angelini, quien es dueño  de una fábrica  de procesamiento  de harina,  aceite de pescado y Omega 3 en Arica, apoyado por su gobierno.

Roberto Vieira, además dijo que es una cosa de locos ver como el Gobierno peruano le pone restricciones  a sus propios pescadores, sobre todo los que se encuentran entre Tacna y Moquegua.

“Nuestros pescadores tienen restricciones que son muy convenientes para Chile. Ellos buscan apoderarse de nuestra pesca que debe ser la garantía de nuestra  soberanía y la seguridad alimentaria de nuestra población. Sobre todo cuando nuestro país ha perdido 15000 millones dólares en pesca durante los últimos tres años”.

Por último, el presidente  del Frente Nacional  de la Pesca, recalco, que Chile necesita que el sur peruano no pesque  para que ellos puedan hacerlo, es por eso que ellos nos espían.

Datos importantes:

Se debe tener en cuenta que, el Grupo Angelini  posee el 77% de la compañía Corpesca S.A. una empresa pesquera chilena que fue creada en 1999 y  que tiene una producción anual de 170 mil toneladas métricas de harina de pescado y 15 mil toneladas de aceite de pescado, lo que equivale al 5,5% de la oferta mundial.


Asimismo, la empresa ha sido cuestionada por su influencia en las votaciones de las leyes relativas a la pesca en el Congreso Nacional de Chile.

En 2002 los senadores Andrés y Adolfo Zaldívar fueron acusados de tener conflicto de interés para tramitar la Ley "corta" de Pesca, dado que ambos y otros miembros de su grupo familiar eran accionistas de Eperva S.A., filial de Corpesca.

En mayo de 2013 Corpesca fue acusada de pagar 25 millones a la diputada Marta Isasi antes de que la Cámara de Diputados votara la actual Ley de Pesca. El escándalo generó la renuncia del gerente general de la compañía, Francisco Mujica.



Además, debemos de recordar, que durante el proceso del fallo de La Haya por el diferendo marítimo entre Perú y Chile, el grupo chileno Angelini cumplido un rol en el proceso, recopilando y entregando  a su Cancillería antecedentes  queriendo avalar  la soberanía  que tenía los  barcos industriales y artesanales en el triángulo en disputa.

Otro dato curioso e importante, es saber que otra compañía del Grupo Angelini, Copec  adquirió el 2010 el 47,2 % de Proenergía Internacional S.A., accionista mayoritario de Terpel.

Para los que no saben, Terpel, es un distribuidor “colombiano” de productos derivados del petróleo y gas. Esta empresa  está presente en Panamá, Ecuador, Perú, Chile y México. Posteriormente, a través de una OPA realizada hace unos años atrás, la empresa chilena obtuvo el control con el 56,15 % de las acciones de Terpel.

En la actualidad, el propietario mayoritario  de Terpel es  la Compañía de Petróleos de Chile COPEC, empresa que tiene el 95,99% de Proenergía Internacional, la cual a su vez tiene una participación del 52,8 % en la Sociedad de Inversiones De Energía, empresa con una participación del 67,4% en la organización Terpel.

Con todos estos datos me pregunto,  ¿Nuestros políticos no estarán siendo sobornados por el grupo chileno Angelini para tener beneficios en el Perú y poner trabas en aquellas empresas peruanas que entran en aquellos rubros que las chilenas?