sábado, 11 de abril de 2015

La Armada de Brasil inicia la modernización del portaaviones A-12 Sao Paulo




Tras adquirir 36 aviones caza Gripen NG para la Fuerza Aérea de Brasil, el gobierno de dicho país a ordenado que el Arsenal de la Marina de Río de Janeiro (AMRJ) se ponga cuanto antes manos a la obra para modernización del portaaviones A-12 Sao Paulo.


Y es que personal del Arsenal de la Marina de Río de Janeiro (AMRJ) atracó el portaaviones A-12 Sao Paulo en el dique Almirante Regis para su reparación. El objetivo de la maniobra es someter el barco a un estudio técnico para ampliar su vida útil en 20 años mediante el denominado Programa de Modernización Medio (MMP).

Esto quiere decir que el barco estará atracado durante un período de 90 días y será sometido a diversas inspecciones, principalmente estructurales.

Asimismo, se supo que la Marina de Brasil firmó con la empresa francesa DCNS (que fue la constructora del barco) un contrato de servicios de apoyo. El astillero francés participará en el PMM, ayudando a la marina brasileña en la reforma integral de la nave, es decir, en el cambio por equipos nuevos de todos los equipamientos con funcionamientos deficientes.

También se modernizarán los sistema de defensa con misiles tierra-aire y estaciones automatizadas de armas que contarán con un nuevo radar de búsqueda y localización de blancos (ya integrado en SICONTA Mc. IV). Así mismo, se instalará un nuevo sistema de comunicación con capacidad de enlace con otras naves de la flota y con las estaciones de tierra. 


Se prevé que estas obras se terminen en 2019 y garantizarán que el buque esté operativo hasta 2039.

Esto con el fin de acoger los aviones caza Gripen NG, pues como se sabe la Marina de Brasil también firmó un acuerdo con la empresa sueca SAAB para adquirir estos aviones.

Para la Marina de Brasil, este acuerdo representa el primer paso en un proceso que, en el futuro, tener un avión para el empleo naval.