lunes, 6 de abril de 2015

Reino Unido espió a la Argentina con la ayuda de Chile



Hace unos días se dio a conocer que el ex agente de la NSA, Edward Snowden, reveló que el Reino Unido realizó operaciones en cubierto  desde 2006 al 2011 a la Argentina con el objetivo de mantener su control sobre las islas Malvinas. 



Según Snowden la operación de espionaje realizada por el Reino Unido,  tiene un material que recopila correos, memos, presentaciones y comunicados internos, operaciones encubiertas en redes sociales, intervención de comunicaciones militares y de seguridad.

Pero tal como paso en la Guerra de las Islas Malvinas en 1982, el Reino Unido pidió la ayuda de un viejo aliado para estas nuevas operaciones de espionaje. A quién nos referimos, bueno como siempre a Chile.

Y es que según los documentos filtrados por Snowden, en el 2011 se llevo a cabo  una reunión llamada "Mission Driven Access" donde involucra a líderes de Sudamérica apoyando el espionaje del Reino Unido.  

Se reveló que el GCHQ (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico) anuncia que las acciones de GCHQ en Brasil han estado “sistemáticamente por debajo de las expectativas” mientras que hay  una “creciente preocupación por las actitudes sudamericanas con respecto a Malvinas, alentadas por Argentina”.

Pero, a la vez, los encargados de llevar a cabo la reunión, plantean una señal de esperanza. “Una futura visita ministerial a Chile provee una oportunidad para contrarrestar la tendencia”.


Esto quiere decir que durante ese tiempo, las agencias de inteligencia de Chile  no solo se tomaron el trabajo de espiar al Perú por  el diferendo marítimo, sino que han estado colaborando y trabajando en cubierto para el gobierno del Reino Unido y otra vez han mostrado una doble careta manifestando su interés de tener buenas relaciones tanto con Perú  como con Argentina.