viernes, 8 de mayo de 2015

Chile inauguró ruta histrórica de la Batalla de Dolores de la Guerra del Pacífico




Mientras que los políticos peruanos y chilenos piden olvidar y voltear la pagina sobre lo ocurrido en la Guerra del Pacífico, el ministro de Defensa de Chile hace todo lo contrario.


Y es que el 21 de abril del presente año,  el ministro de Defensa de Chile,  Jorge Burgos, Inauguro en Tarapacá, la Ruta Histórica  de la Batalla de Dolores en la Guerra del Pacífico.

Durante la inauguración, el  ministro de Defensa Jorge Burgos, develó un muro que contiene una placa con frases de aliento a los gestores del desembarco de Pisagua.









Asimismo,  se develó un pequeño monumento recordando a los “héroes”  chilenos que murieron en la Batalla de Dolores.

El evento estuvo acompañado de varias tropas del Ejército de Chile, así como de aquellas unidades históricas que llevan en la actualidad el uniforme que se utilizó en dicha Guerra.











¿De esta forma Chile pide que Perú voltee la página y olvide lo ocurrido en la Guerra del Pacífico?

Como se recuerda, la Batalla de Dolores, también llamada Batalla de San Francisco fue un enfrentamiento entre las fuerzas del ejército chileno y fuerzas aliadas del Perú y Bolivia en el marco de la Guerra del Pacífico.

Esta batalla sirvió para consolidar la posición chilena en la región de Tarapacá, obtenida por la toma del puerto de Pisagua, el 2 de noviembre.

Esta batalla está marcada también por el episodio de Camarones, en el cual las tropas del presidente boliviano Hilarión Daza que iban a reforzar al Ejército del Sur se detuvieron en la quebrada del río Camarones desde donde retornó a Arica.

Antecedentes

Tras el desembarco en Pisagua del 2 de noviembre de 1879, las fuerzas chilenas de invasión se dirigieron al interior del Departamento de Tarapacá para consolidar la cabeza de playa ya establecida en la costa. El 6 de noviembre, dos escuadrones del regimiento Cazadores a Caballo al mando de José Francisco Vergara destruyeron una fuerza combinada compuesta por 94 jinetes de los regimientos Húsares de Junín y Húsares de Bolivia en Pampa Germania.

Considerando la aridez del teatro de operaciones, la estrategia chilena en la campaña de Tarapacá consistió en asegurar las fuentes de agua en la región a medida que las tropas avanzaban por el desierto. Uno de los puntos de concentración de tropas fue el llamado "Pozo de Dolores", próximo a la Oficina Salitrera San Francisco.

Una vez conocida en Tacna la victoria chilena en Pisagua, los aliados rápidamente acordaron que las tropas bolivianas al mando de Hilarión Daza partirían al encuentro de Buendía, fijando en la quebrada de Tana el punto de reunión, desde donde una vez reunidas atacarían el puerto. El 5 de noviembre se decidió movilizar al ejército peruano desde Iquique; encontrándose con un grupo de compañías bolivianas en Negreiros el 15 de noviembre al mando del general Villamil. El 11 de noviembre parte de Arica, Hilarión Daza con una división boliviana, llegando hasta Camarones el día 16, desde donde decidió retornar a Arica.

A la retirada de Daza se le llamaría la traición de Camarones. Daza no retornaría con ellos y se quedó en Camarones. Al enterarse de ello Campero que salía de La Paz con más tropas bolivianas decidió también regresar.

Por su parte, el Estado Mayor aliado se entera por el joven Parada, uno de los ocho mensajeros enviados a buscar a Daza -a quien Buendía suponía cerca de Tiliviche- que éste había regresado a Tacna desde Camarones, cundiendo un gran desaliento entre las tropas bolivianas. En la mañana del 19 de noviembre los aliados divisan los parapetos y la artillería chilenas en el cerro San Francisco.



Lea también: ¿Soldados peruanos y chilenos de la Guerra del Pacífico fueron sepultados en Suiza?

 

Lea también: Mario Vargas Llosa visitó junto a su familia el Museo Naval y al Submarino Abtao