martes, 12 de mayo de 2015

¿Se pueden convertir los tanques T- 55 en el Sistema Antiaéreo "TUNGUSKA"?





¿Qué hacer con nuestros alicaídos tanques T-55?, una solución factible sería convertirlos en el Sistema Antiaéreo "TUNGUSKA".


Un sistema que está diseñado para proteger las unidades de infantería motorizada y tanques en marcha y en combates de todos los tipos, asegurando la destrucción de los objetivos aéreos a bajas alturas, incluyendo los helicópteros en vuelo estacionario y algunos tipos de misiles de crucero.

Puede emplearse, además, contra los objetivos terrestres ligeramente blindados y el personal. El vehículo de Tunguska porta una torreta dotada de dos cañones coaxiales de tiro rápido de 30 mm. de calibre y ocho rampas de misiles antiaéreos guiados.

Lea también: ¿Es posible que los tanques T- 55 sean convertidos a TOS-1A "Solntsepyok?


El sistema usa la puntería el modo semiautomático o manual contra los blancos terrestres móviles en el punto de predicción en el retículo de la mira. El sistema detecta y sigue sus blancos por radar.

El fuego de cañones automáticos 2А38, de 30 mm., puede efectuarse sobre la marcha, mientras que los lanzamientos de misiles sólo cuando el vehículo esté parado. 


El sistema Tunguska cuenta con un sistema de control de fuego radar/óptico. Su radar de detección con el alcance de 18 km. está localizado en la parte trasera de la torreta. Delante la torreta se encuentra el radar de seguimiento de blancos con el alcance de 13 km. Además del radar el sistema del control de fuego integrado por la computadora, mira óptica, dotada de estabilizador y angulómetros.

El vehículo cuenta con un sistema de navegación, ligadura topográfica y orientación según las coordenadas.
El cuerpo y la torreta del Tunguska protegen a su dotación contra balazos y metrallas.

A mediados de los 90 Tunguska fue modernizado y cambió de nombre por Tunguska-M (2К22М) incorporándole nuevos emisor y trasmisor de enlace con el vehículo del mando de batería Ranzir (PU-12M) y con el puesto de mando PPRU-1M. Además quedó sustituida la turbina de gas de alimentación eléctrica por una nueva, con elevada vida útil (600 en lugar de 300 horas).

En la versión Tunguska-M1 están automatizados la puntería de misiles guiados y el intercambio de información con el vehículo del mando de la batería. Otro desarrollo ha sido la sustitución del detector del blanco láser del misil 9М311М por un sensor radial, lo que elevó la probabilidad de la destrucción de misiles tipo ALCM.

Además, se podría recuperar los 230 tanques que el Ejército les dio de baja hace unos años atrás teniendo 300 tanques  para la defensa nacional.

Por otro lado,  se supo que Perú adquirió 10 de estos sistemas,  5 de la variante 2K22, y 5 de la variante 2S16.