viernes, 10 de julio de 2015

¿"El peor enemigo de un peruano es otro peruano"?




En los últimos días ha aparecido en distintos distritos de Lima,  un letrero con la conocida frase "El peor enemigo de un peruano es otro peruano". Pero, ¿acaso esta frase no está diciendo la verdad?.


Esta frase que se nuestra en algunos distrito de Lima viene desatando polémica en las redes sociales. Y es que para algunos, esta frase tiene un mensaje negativo, para  otros,  la frase refleja  una verdad escondida que tiene nuestro país. 

Y es que si nos ponemos a pensar y analizar, la frase tiene mucha verdad. ¿Acaso no son nuestros congresistas los que engañan al pueblo utilizando sus gastos de representación para realizar sus campañas políticas?

¿Acaso no tenemos congresistas como Julio Gago que le sacó la vuelta al país para que sus empresas como Jamsa   tengan contratos con el Estado y para  concha es blindado por su partido y apoyado por el APRA?

¿No son acaso los dueños de las empresas de Transporte Público  como  el Chosicano los que no capacitan a sus conductores para que sean mejores profesionales  y todavía evitan las papeletas?

¿Acaso no son  los dueños de las empresas mineras que contaminan el medio ambiente del aquel peruano que es agricultor dignos  de esa frase?

¿Acaso no son algunos dirigentes de clubes de futbol como Pocho Alarcón  o Alfredo González que robaron el dinero del club que dirigieron y perjudicaron al plantel  de cada equipo?

¿Todo aquel delincuente peruano que roba, extorsiona  o  mata a otro peruano no es digno de esa frase?
¿Acaso no es digno de esa frase aquel militar que le vendió información confidencial de su país a un país enemigo como Chile? 

¿Acaso no les pertenece esa frase a todo aquel peruano que tiene plata y soborna a un policía para no ser arrestado o llevado a la cárcel por cometer un accidente de tránsito?       
    
Debemos de reflexionar y darnos cuenta que la frase "El peor enemigo de un peruano es otro peruano" se ajusta a la realidad y que debemos de aceptarla para luego dar el cambio.