martes, 14 de julio de 2015

Escenifican las batallas de Marcavalle y Pucará




Con mucho patriotismo, el pasado 11 de julio se escenificó  las batallas de Marcavalle y Pucará en el departamento de Huancayo.


Efectivos del Ejército, comuneros, estudiantes y legionarios escenificaron las batallas de Marcavalle y Pucará con la finalidad de acrecentar el espíritu cívico en la población, dentro del marco conmemorativo del 133 aniversario de estas gloriosas gestas que forman parte de la Campaña de la Breña, que lideró el gran `Brujo de los Andes´ en la parte central del país, al expulsar del territorio patrio tropas  invasoras chilenas.

La escenificación contó con la participación de más de 2,500 actores entre alumnos de educación secundaria, institutos superiores, universitarios, comuneros, soldados de la Trigésima Primera Brigada de Infantería del Ejército del Perú, legionarios de la Orden de la Legión Mariscal Cáceres de Pucará, Huancayo, Jauja y Sicaya.





Historia:

El Primer Combate de Pucará fue un hecho de armas que toma lugar el 5 de febrero de 1882, en el marco de la Campaña de la Breña, entre los ejércitos de Chile al mando de Estanislao del Canto y del Perú al mando de Andrés Avelino Cáceres, en las zonas de Pucará y Marcavalle en el Departamento de Junín.

Las fuerzas al mando del General Cáceres que se habían retirado de la quebrada de Huarochirí,4 venían siendo seguidas desde Pachacaca por la división del Canto. Éste último había recibido el mando de la división de manos del Coronel José Francisco Gana el 1 de febrero de 1882.





Cáceres llega a Pucará el 4 de febrero con 1.080 hombres, mientras que las fuerzas chilenas se encontraban en Huancayo distante a 14 kilómetros con una fuerza de 3.500 hombres.

El batallón Lautaro estaba en Jauja, mientras que el 2º de Línea marchaba desde Tarma. La artillería y la caballería marcharon hacia Concepción llegando en la tarde del mismo día. En la hacienda La Punta se reagrupan sus tropas y emprenden la marcha el 5 de febrero a las 04:00 am, siendo seguidos por el Lautaro y su artillería.

Cuando Cáceres se disponía a partir hacia Izcuchaca, ambas fuerzas se divisan alrededor de las 06:00 am. La artillería peruana no participa en el combate puesto que se encontraba en dirección de Izcuchaca.  Las fuerzas en combate son las siguientes:




Comandante en Jefe: Coronel Estanislao del Canto
Comandante en Jefe: General Andrés Cáceres
  • Batallón América
  • Batallón Libres de Huancayo
  • Batallón Zepita
  • Batallón Tarapaca (Total infantería 1100 soldados)
  • Caballería (40 soldados)
  • Artillería (90 soldados)
  • "Ayudantina" (Escolta del General)
Total efectivos: 2.000 aprox.
Total efectivos: 1300 aprox. a la llegada de Cacéres a Huancayo (enero de 1882), por bajas naturales (enfermos de tifus), el ejército se redujo a 1080 hombres, los que marcharon sobre Pucará

A eso de las 07:15 de la mañana, del Canto ordena a su artillería situarse en posición y romper fuego mientras 5 jinetes de Carabineros de Yungay reconocen el terreno, volviendo con la noticia que los peruanos se encontraban en Pucará.

El cañoneo causa destrozos en el poblado. Cáceres dispone a sus fuerzas en parapetos. Se inicia un tiroteo entre la vanguardia chilena y la infantería peruana. La tropa de avanzada chilena es reforzada con 3 compañías del 2º de Línea al mando del Sargento Mayor Enrique del Canto. Mientras, la otra mitad del 2º de Línea, comandada por el Teniente Coronel Eleuterio Danín, inicia una maniobra de flanqueo por el ala izquierda enemiga.

Los peruanos se enfrentan por media hora cuando los chilenos inician un ataque combinado de artillería e infantería. De acuerdo al parte de Cáceres, éste ordena ocupar el cuello de Marcavalle que ofrecía una posición mas ventajosa, retirando sus tropas ordenadamente.

 El parte de Del Canto señala que el empuje de la infantería sumada a una carga de caballería desaloja las tropas peruanas del pueblo.1 Así, las tropas peruanas se retiran del pueblo y ocupan las alturas.

En la retaguardia peruana se encuentran a la derecha el Batallón Tarapacá al mando del mismo Cáceres y a la izquierda el Batallón Zepita al mando de José Cáceres.

El Lautaro estaba llegando al frente, por lo que del Canto ordena avanzar 2 baterías para atacar desde una posición conveniente a las tropas peruanas. Medio 2º de Línea junto con tropas del Lautaro traban combate con el Zepita y el Tarapacá. Cáceres ordena retroceder alternadamente al Zepita y al Tarapacá, con el fin de proteger el avance del resto de la tropa hacia Marcavalle.

Del Canto ordena una carga de caballería que no prospera, el terreno era accidentado. Se vuelven a posicionar los cañones chilenos, que reanudan el fuego contra las defensas peruanas mientras la infantería avanza bajo su cobertura. Detrás de la infantería chilena avanzaba una mitad del Carabineros de Yungay.

La historiografía chilena relata que estas fuerzas rompen la resistencia peruana, ocupando el campo de batalla. El parte del coronel del Canto indica que un prisionero le contó que las tropas peruanas se atacaron entre ellas.1 Del Canto desiste de la persecución debido a lo accidentado del terreno y la fatiga de sus tropas, que venían marchando desde Concepción. Del Canto informa la captura de 38 prisioneros y estima entre 80 y 100 los muertos peruanos. En las fuerzas chilenas hubo 13 muertos y 17 heridos.1 Además menciona recoger 100 fusiles, aparte de otros tantos inutilizados.