lunes, 10 de agosto de 2015

Ejército peruano realiza campaña de Valores en el Centro Comercial Mall Aventura Plaza de Santa Anita


El Ejército peruano  está realizando una Campaña de Valores y por tal motivo viene  realizando  una  exposición histórica de los Uniformes Militares del Perú en el Centro Comercial Mall Aventura Plaza de Santa Anita.


Durante la exposición, la artista Rocío Rodríguez Del Valle realizó una puesta de escena, donde relató historias protagonizadas por el Mariscal Andrés A. Cáceres, tomadas del libro Cáceres y adaptadas escénicamente lo que llamó la atención de los niños y público en general.

Cabe señalar que dicha exposición se estará realizando hasta el 16 de agosto.

Debemos resaltar que en la exposición de  los Uniformes Militares del Perú se pueden apreciar los uniformes de los Húsares, del Batallón Zepita n°2 que lucho en la Guerra del Pacífico, uniformes de soldados de la Guerra contra Ecuador de 1941 entre otros.

Además, por medio de las redes sociales, el público ha  manifestado su alegría por esta iniciativa que realiza el Ejército peruano y ha pedido que se replique por todo el país.

Asimismo, se supo que el Ejército peruano repartió ante el público varios ejemplares del libro Cáceres, donde el público podrá saber un poco más de la vida de nuestro héroe.

Cabe recordar que, Andrés Avelino Cáceres Dorregaray fue un militar y político peruano que luchó en la Guerra del Pacífico y fue Presidente Constitucional del Perú en dos ocasiones: de 1886 a 1890 y de 1894 a 1895. Hablaba español y quechua, por lo que tuvo gran influencia sobre la población indígena de su país.




En el Perú es considerado un héroe nacional, por haber liderado como general del ejército peruano la resistencia en la sierra central contra la ocupación de Chile durante la guerra del Pacífico (1879-1883). Es el patrono del Arma de Infantería del Ejército Peruano. Fue conocido por sus soldados como “Taita Cáceres”, mientras que los chilenos le apodaron “El Brujo de los Andes”, debido a que siempre burló las maniobras envolventes planeadas con mucho celo por los generales chilenos, y porque actuaba con tanta fluidez que parecía estar presente en todas partes.


Después de la guerra con Chile, incursionó activamente en la política, fundando su propio partido, el Constitucional. Se enfrentó al presidente Miguel Iglesias, quien había firmado el tratado de paz con Chile con cesión territorial, desatándose una guerra civil. Una vez más, Cáceres demostró su estrategia militar al poner fuera de juego al ejército principal de Iglesias en la localidad de Huaripampa (sierra central peruana), acción que se conoce como la “huaripampeada” (1884). A continuación atacó Lima, donde sus fuerzas cercaron en el Palacio de Gobierno a Iglesias. Éste renunció a la presidencia en 1885, siendo sucedido por un gobierno provisional, el mismo que convocó elecciones en las que ganó abrumadoramente Cáceres.




 En este primer gobierno constitucional, de 1886 a 1890, Cáceres tuvo que llevar adelante la Reconstrucción Nacional, especialmente en el campo de la recuperación económica. Puso fuera de curso el billete fiscal o papel moneda, muy devaluado entonces; creó impuestos nuevos; intentó la descentralización tributaria; y para solucionar el problema de la enorme deuda externa firmó el Contrato Grace por el cual entregó los ferrocarriles a los acreedores. 

Volvió a la presidencia en 1894, en unas cuestionadas elecciones, que provocaron en su contra la formación de la Coalición Nacional, integrada por los demócratas y civilistas, encabezados por Nicolás de Piérola; se desató una sangrienta guerra civil que culminó con el asalto de los coaligados a Lima, ante lo cual Cáceres renunció y partió al exilio, en 1895. Volvió al Perú en 1899 y siguió participando en la política. Apoyó al presidente Augusto B. Leguía en su ascenso al poder en 1919, el mismo año en que el Congreso le ascendió a Mariscal.