jueves, 13 de agosto de 2015

General del Ejército de Chile se suicidó al ser condenado a 20 años de cárcel


Tras ser condenado a 20 años de cárcel por la muerte de Eugenio Berríos, el general  del Ejército de Chile (r) Hernán Ramírez Rurange se dio un balazo en la cabeza con un revólver calibre 32  en su domicilio en la comuna de Las Condes.


Se reveló que el militar se disparó escalera de emergencia, en el piso 12 del edificio donde residía junto a su esposa quien presenció el fatídico hecho.

En un comunicado, se reveló que el general Ramírez, exjefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINA), ingresó a la 1.30 horas al servicio de urgencia del  Hospital Militar   de Santiago presentando "una herida de bala craneal", tras esto, falleció a las 3.20 horas producto de las complicaciones de la misma herida.

Cabe señalar que esta semana la Corte Suprema de Chile dictó sentencia definitiva por el asesinato del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos, en donde Hernán Ramírez Rurange fue condenado a 10 años y un día por su responsabilidad como autor del delito de secuestro y a otros 10 años y un día por asociación ilícita, siendo absuelto de obstrucción a la justicia.




Ramírez Rurange fue uno de los 14 militares, tres de ellos uruguayos, condenados el pasado martes por la Corte Suprema de Chile por su responsabilidad en el secuestro y homicidio de Eugenio Berríos, un químico y agente de la policía secreta de la dictadura, ocurrido en los años 90.

Además, se supo que la Segunda Sala Penal rechazó los recursos de casación presentados y confirmaron las penas dictadas previamente por la Corte de Apelaciones de Santiago contra militares en retiro chilenos y uruguayos.

Eugenio Berríos, a quien se señala como fabricante de gas sarín, con el que la dictadura de Pinochet asesinó a varias personas, huyó a Uruguay en noviembre de 1991 para evitar declarar en el juicio abierto por el asesinato del excanciller Orlando Letelier, perpetrado en Washington en 1976.

Se instaló en Montevideo con el nombre falso de Tulio Orellana y fue visto por última vez en 1992, cuando se presentó en una comisaría para denunciar que estaba secuestrado.

Fue entregado a unos militares uruguayos y no se supo más de él hasta que en abril de 1995 se descubrió su cadáver, que había sido enterrado en una playa, atado y con disparos en el cráneo.

Ramírez Rurange no es el primer militar chileno involucrado en crímenes de la dictadura que atenta contra su vida.

El 28 de septiembre de 2013 se suicidó el general Odlanier Mena, exjefe de la Central Nacional de Informaciones (CNI), de un disparo en la cabeza.

Mena se mató cuando el gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014) ordenó el traslado de un grupo de oficiales condenados por violaciones a los derechos humanos desde la prisión militar "Cordillera", de Santiago, hasta el penal de "Punta Peuco", al norte de la capital chilena.

Lista de sentenciados por la Corte Suprema de Chile

- Arturo Silva Valdés: 15 años y un día de presidio, como autor del delito de secuestro con homicidio, más 5 años y un día por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Hernán Ramírez Rurange: 10 años y un día, como autor del delito de secuestro; 10 años y un día, por asociación ilícita, y absuelto de obstrucción a la justicia. Sin beneficios.

- Eugenio Covarrubias Valenzuela: 10 años y un día, como autor de secuestro; 5 años y un día por asociación ilícita, absuelto de su participación como encubridor de secuestro con homicidio y obstrucción a la justicia. Sin beneficios.

- Jaime Torres Gacitúa: 10 años y un día, como autor de secuestro y 5 años y un día por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Manuel Provis Carrasco: 10 años y un día, como autor de secuestro y 5 años y un día por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Pablo Rodríguez Márquez: 10 años y un día, como autor de secuestro y 800 días por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Raúl Lillo Gutiérrez: 10 años y un día, como autor de secuestro y 800 días por asociación ilícita. Absuelto del cargo de obstrucción a la justicia. Sin beneficios.

- Manuel Pérez Santillán: 5 años y un día, como cómplice de secuestro y absuelto del cargo de asociación ilícita. Sin beneficios.

- Tomás Casella Santos (militar uruguayo): 10 años y un día, como autor de secuestro y 5 años y un día por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Eduardo Radaelli Copolla (militar uruguayo): 10 años y un día, como autor de secuestro y 800 días por asociación ilícita. Sin beneficios.

- Wellington Sarli Pose (militar uruguayo): 5 años y un día, como cómplice de secuestro y 60 días asociación ilícita. Sin beneficios.

- Marcelo Sandoval Durán: 10 años y un día, como autor de secuestro, 800 días por asociación ilícita y absuelto por infracción al artículo 295 bis del Código Penal. Sin beneficios.

- Nelson Román Vargas: 10 años y un día, como autor de secuestro, 800 días por asociación ilícita y absuelto del cargo de infracción al artículo 295 bis del Código Penal. Sin beneficios.

- Fernando Torres Silva: 10 años y un día, como autor de asociación ilícita. Sin beneficios.

- Enrique Ibarra Chamorro: absuelto de responsabilidad como autor del delito asociación ilícita.

- Mario Cisternas Orellana: absuelto por su responsabilidad como autor de infracción al artículo 295 bis del Código Penal.

- Nelson Hernández Franco: absuelto por su responsabilidad como autor de infracción al artículo 295 bis del Código Penal.

- Érika Silva Morales: absuelta por su responsabilidad como autora de infracción al artículo 295 bis del Código Penal.

- Emilio Rojas Gómez: absuelto por su responsabilidad como autor del delito de obstrucción a la justicia.

Por su parte, Luis Cortés Villa, general (r) y ex presidente de la Fundación Pinochet, lamentó el suicidio del general (r) del Ejército Hernán Ramírez Rurange (76 años) quien tomó la drástica decisión.

"El ha llegado a ese límite porque él dice 'de acuerdo a mi edad, tener 20 años de cárcel ya no es vida no es vida", donde contó que era su vecino y lo veía con frecuencia.

"Una noticia como está siempre impacta, tremendamente doloroso porque nos conocimos en actividad, conozco a su familia, lo veía pasar todos los días caminando con la mirada perdida, con una sensación de caminar sin saber a dónde ni para dónde (...) no sé si en esta oportunidad van a salir a la calle a derramar champaña y a celebrar, pero que sigan celebrando, que sigan disfrutando, pero todo esto tiene un límite y el límite nuestro es cada vez más terrible, más doloroso. La familia militar está muy shockeada, muy tocada no sabemos esto hasta cuándo va a seguir, cuándo va a parar. No es por empezar a polemizar, pero la sociedad, los políticos, la justicia, debieran poner un atajo a esto. No somos asesinos".

Por otro lado, el diputado  chileno comunista Hugo Gutiérrez indicó que “esperaba que cumpliera sus 20 años encarcelado, tal cual lo resolvió la Corte Suprema, pero prefirió el camino corto, ya que era obvio que por su edad y por la magnitud de la pena que se le impuso, iba a morir encarcelado”.
Además, calificó la muerte de Ramírez Rurange como “un gesto de cobardía, porque no pudo soportar el hecho que iba a morir encarcelado”.


Respecto a la condena de los otros 13 militares, el parlamentario agregó que “espero que cumplan sus penas de manera real y efectiva tal cual lo ha planteado la Corte Suprema, sin algún tipo de resquicios que la aminoren y que se den las garantía de su seguridad e integridad".