martes, 27 de octubre de 2015

Revelan documentos secretos en las que Chile acepta ceder territorio a Bolivia


Mientras que Chile busca resolver el tema de la demanda boliviana ante La Haya utilizado sus artimañas, Anneliese Violand, hija del último embajador plenipotenciario de Bolivia en Santiago, Adalberto Violand, presentó una serie de documentos de índole reservada y secreta.


Y que estaban en poder de su padre, los cuales evidenciarían que el gobierno militar de Augusto Pinochet (1973-1990),  estaba dispuesto a ceder parte de su territorio para que Bolivia tenga un acceso soberano al océano Pacífico en negociación con el  ex Mandatario boliviano, Hugo Banzer.

Según, Anneliese Violand, los documentos son parte de los informes que su padre enviaba al canciller boliviano de aquel entonces, Óscar Adriazola en 1975, los cuales fueron encontrados en una caja olvidada y que por azares del destino fueron descubiertas hace poco tiempo por ella.

“Cuando quise ordenar estas cajas para disminuir su cantidad, y pensando un tanto en el tema de la presentación de alegatos, decidí abrir una de ellas. Cuando empiezo a leer los documentos que encuentro en su interior, copias originales de esa época, el primer folder que abro dice: ‘Reunión en la casa de Augusto Pinochet’. Ahí me sorprendo y me pongo a revisar los demás papeles”, manifestó Violand en una entrevista ofrecida al programa “Todo a Pulmón” de Cadena A, y añadió que por la enorme valía de tales documentos inmediatamente se contactó con las autoridades gubernamentales para que estén a buen recaudo y ayuden al equipo boliviano en la Corte de la Haya.

El libro que escribió mi padre sobre estos documentos (“Retorno al mar con soberanía. Una negociación frustrada”), fue elaborada una vez que pasaron 30 años de reserva que se estipulaba para levantar un secreto de Estado. Lo que se dice en el contenido está corroborado con las copias originales de los informes que mi padre mandaba sobre las reuniones que iba sosteniendo con el presidente de Chile, Augusto Pinochet y con su ministro de Relaciones Exteriores”, indicó.



Asimismo, la hija del ex Embajador relata que en otro informe reservado del 7 de diciembre de 1976 su padre señala “tengo el agrado de elevar a su conocimiento un informe de la audiencia que mantuve el día de hoy con el canciller chileno, vicealmirante Patricio Carvajal”.

En el informe el Embajador comentó que si lograra que la negociación chileno-boliviana avanzara dentro de los parámetros existentes, Chile no objetaría que Bolivia plantee a Perú una negociación para ampliar el frente marítimo en el que desembocaría en un corredor extendiéndole al Norte de la Línea de la Concordia.  , apuntó.

La joven también Indicó que otra nota reservada de julio de 1976 detalla sobre una entrevista que el Embajador mantuvo con el director general de la Cancillería Chilena, Jaime Lavin, quien descartó comentarios y rumores sobre la aceptación final del Perú para algún tipo de compensación y recalcó “que la negociación se refiere a territorios que son chilenos y no cabe que Perú pueda pedir nada”.

“A juicio de Chile, agregó, la iniciativa de ceder a Bolivia una franja territorial no debió haber servido a Perú como pretexto para plantear un análisis de tan amplio espectro. Hubiera bastado que nos ocupáramos de la continuidad de las servidumbres y franquicias pactadas entre Chile y Perú y su transferencia a Bolivia”, puntualiza el informe.



De acuerdo con la información reservada del 28 de abril de 1977  se revela que “el esquema propuesto por el Canciller chileno es (…) que Bolivia podría ampliar su frente marítimo al norte de la línea de la Concordia, o sea por territorio peruano, siempre que a su vez Bolivia ofrezca al Perú el Volcán Tacora y los canales de Uchuzuma y Mauri que pasarían a su patrimonio como resultado de la negociación de Bolivia”.

Por último, la hija del Embajador destacó que Pinochet en su informe a la nación del 11 de septiembre de 1977 señaló que Chile “mantiene la oferta para solucionar la mediterraneidad boliviana, materia en la cual esperamos que la buena voluntad y la permanente coherencia de la posición de Chile contribuyan al éxito de las negociaciones en curso”.



“La otra mención (de Pinochet) dando cuenta de su visita a Washington dijo, asimismo, sostuve una positiva reunión conjunta con los excelentísimos señores presidentes de las hermanas repúblicas de Bolivia y Perú, general Hugo Banzer y general Francisco Morales Bermúdez, respectivamente, la que se tradujo en una declaración tripartita destinada a impulsar la solución del problema de mediterraneidad de Bolivia a la cual acabo de referir”, refrendó.