miércoles, 18 de noviembre de 2015

Una de cada tres armas incautadas por la Policía a la delincuencia tiene origen legal




A través de un estudio de armas incautadas “Reporte 2014” realizado por la SUCAMEC, demuestra que una de cada tres armas de uso civil incautadas por la Policia Nacional del Perú a la delincuencia en el 2014 tiene origen legal y cuentan con registro en la SUCAMEC, tendencia que confirma los resultados hallados en el reporte 2013, donde el 31% de las armas incautadas a la delincuencia estaban registradas en la SUCAMEC.


Según el reporte, la Policía Nacional del Perú incautó en  actos delictivos 3,384 armas de fuego de uso civil. Al cruzar el número de serie de estas armas con el registro histórico de la SUCAMEC, se determinó que 965 (29%) tenían licencias de posesión y uso o autorizaciones de venta registradas en la SUCAMEC, lo cual confirma que existe un tránsito de armas legales hacia la delincuencia.

En reporte, además, llama la atención que 7 de cada 10 armas incautadas de origen legal (69%) tenían licencias asociadas a la modalidad de uso de defensa personal, que en cifras absolutas hacen un total de 662 armas de fuego.

Al tener esas cifras, en mayo del 2015, SUCAMEC cruzo datos con el INPE y arrojó que  1,090 internos que se encontraban cumpliendo condena o con detención preventiva en diversos establecimientos penitenciarios del país, tenían licencias de posesión y uso de armas de fuego, que en 62% (988) eran titulares de licencias correspondientes a la modalidad de defensa personal.  

Otro dato importante del reporte es el alto porcentaje de armas con serie borrada (33% del total de armas incautadas de uso civil). Si se asume que éstas armas tienen origen legal (borrar la serie impide rastrear el origen del arma), el grupo de armas incautadas de origen legal alcanzaría el 62%, es decir, 13% más del estimado en el reporte del año pasado, que fue del 49%.

Además, desde el 2014 y hasta julio del 2015, la SUCAMEC emitió 23,161 licencias para personas naturales, de las cuales 17,136 (73.9%) son para defensa personal; 5,994 (25.8%) para caza y deporte y 31 (0.3%) para el servicio individual de seguridad.