lunes, 7 de diciembre de 2015

Argentina recibe cuatro nuevos buques de guerra multipropósito comprados en Rusia


Pese a que ha dado de baja a sus aviones Mirage, Argentina recibió el pasado sábado cuatro nuevos buques de guerra multipropósito con capacidad polar  adquiridos a Rusia.


Estas nuevas naves están bautizadas como ARA “Estrecho de San Carlos”, ARA “Puerto Argentino”, ARA “Islas Malvinas” y ARA “Bahía Agradable”, y fueron recibidas el sábado al mediodía por el ministro de Defensa argentino Agustín Rossi.

Dichas unidades reemplazarán a distintos buques que a lo largo de los últimos años se fueron desarrollando en las tareas de Aviso, y brindarán mayor seguridad a la navegación con un costo operativo más económico por tratarse de buques más modernos.

Entre las principales funciones que tendrán estos buques se incluyen las de búsqueda y rescate en el área marítima de responsabilidad que tiene Argentina.

Los nuevos buques están  capacitados para remolque y salvamento de buques y/o submarinos hundidos; contribuir al control de los espacios marítimos de interés para defender los derechos y recursos de los argentinos en el mar; y el sostén logístico móvil a las bases antárticas argentinas y a las actividades en el litoral marítimo atlántico y fluvial.

Estos buques fueron construidos en astilleros polacos por pedido de la Unión Soviética entre 1986 y 1990 y fueron pensados para prestar servicio a las petroleras que operan en el ártico, por lo que fueron diseñados para poder remolcar plataformas petroleras en esas condiciones climáticas, similares a las de la Antártida.

Cuentan con un eslora (largo) de 81,37 metros, una manga (ancho) de 16,30 y un calado (profundidad del casco) de 5.

Tienen un tonelaje de 2.723 toneladas y una cubierta para transporte de material de 414 metros cuadrados equipada con una grúa hidráulica.


Estos buques están propulsados por dos motores diésel y maniobran a través de 2 hélices de paso variable en popa y 1 hélice en proa; y son capaces de una autonomía de 40 días a 12 nudos sin reabastecimiento con una tripulación de 30 personas.