jueves, 21 de abril de 2016

¿Por qué las Fuerzas Armadas de Chile no quieren aprender de sus accidentes?




Al parecer en Chile no quieren aprender, pues los accidentes siguen ocurriendo dentro de sus Fuerzas Armadas,  esta vez un helicóptero Puma del Ejército se precipitó a tierra en las proximidades del Cerro Pelado, región de Valparaíso,  el día de ayer.


Según confirmó la institución, a raíz del violento impacto murió el cabo primero Rodrigo Alfaro Gómez, mientras que otras personas resultaron con heridas de diversa consideración, de las cuales tres estarían en estado grave.

 Tras el accidente salió un helicóptero desde la Prefectura Aeropolicial de Carabineros, en Santiago, con un equipo del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE). 

En tanto, la Brigada de Aviación Ejército señaló que “de acuerdo a la información recopilada (...) la aeronave Puma, matrícula H264, en circunstancias que se investigan, sufrió un accidente, mientras se encontraba realizando actividades de apoyo al Comando de Telecomunicaciones (mantenimiento de antenas) en la zona general de cerro El Pelado, Los Andes”.

A través de la prensa, el comandante, Alejandro Kluck, Comandante de la región reforzado N°3 Yungay sostuvo que la cola de la nave habría chocado con una roca mientras la nave realizaba maniobras de carga.

“Según las informaciones la cola de la nave habría chocado con una roca, y producto de ello ocurrió el accidente, pero es materia de investigación, pues tanto el piloto como el copiloto tienen mucha experiencia en vuelo y conocen muy bien la zona por lo que resulta extraño este lamentable hecho”.

Accidente entre Fragata y Submarino.






Cabe recordar que esta no es la primera vez que dentro de las Fuerzas Armadas de Chile ocurren accidentes donde se pone en riesgo las vidas de sus soldados.

Sino, recordemos que en el mes de julio del 2014 en la armada chilena ocurrió un gran accidente donde un submarino de la Armada de Chile colisionó con una fragata durante el desarrollo de sus ejercicios navales la madrugada del  viernes pasado frente a las costas de la región de Valparaíso.

Se trataba del submarino SS-22 General Carrera que chocó, por causas desconocidas hasta el momento, a la fragata Condell, a 15 millas marítimas de la costa porteña. 

El incidente sólo dejó daños materiales. Ambas embarcaciones egresaron al sector de Laguna Verde, donde iniciaron sus reparaciones.

Vehículo militar se volcó. 




Otro hecho inexplicable,  fue cuando en el 2011 un camión militar volcó en la cuesta de Chacabuco, donde cinco integrantes de la citada unidad resultaron lesionados, siendo derivados  al Hospital Militar de Santiago.



Accidentes con sus aviones F-16





Asimismo, debemos de referir que desde que Chile adquirió los F-16 tuvo multiples accidentes aéreos como el que fue en el 2013 cuando un avión F-16 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) sufrió una emergencia la madrugada del  jueves  9 de octubre en la ciudad de Antofagasta.

Según información oficial, el incidente se registró en el aeropuerto Cerro Moreno. Algunas fuentes sostienen que el F -16 tenía como misión  llegar hasta Tacna y probar si los radares peruanos se encontraban operativos.

Otro hecho similar ocurrió un año después, cuando otro avión F-16 sufrió un accidente aéreo en el en el aeropuerto Cerro Moreno de Antofagasta. En dicha oportunidad, la aeronave de la  V° Brigada Aérea, sufrió un problema en su tren de aterrizaje cuando realizaba una operación de rutina, quedando tirada sobre  la pista de dicho aeropuerto.


Accidente con un helicóptero Bell 212.




Por último, recordemos que en el 2013 dos militares de la Fuera Aérea de Chile ingresaron graves hasta la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional de Iquique, tras caer más de 40 metros desde un helicóptero en movimiento, cuando realizaban maniobras de auto-descenso con cuerdas, que forman parte del entrenamiento de rescate de personas, al interior de la región de Tarapacá.

De acuerdo a la información proporcionada por el  General Eduardo Mann Pelz, Comandante en Jefe de la Primera Brigada Aérea de la Fach en aquel año, los dos uniformados al momento de realizar estos ejercicios de auto-descenso pasaron por unos cables de alta tensión, por lo que se desestabilizaron al electrocutarse, cayendo desde una altura considerable, aproximadamente unos 40 metros.