martes, 9 de agosto de 2016

Moderno buque de guerra chileno amenaza al Perú


El Ministro de Defensa Chile, José Antonio Gómez, para acompañar a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, Bautizo el  lanzamiento del nuevo buque Patrullero de Zona Marítima, OPV 84 “CABO ODGER”.

Es el cuarto Patrullero que se le entrega ala Armada de Chile, es la continuación del Proyecto Danubio IV, iniciado el año 2005, para la construcción de una serie de seis patrulleros de Zona Marítima para la Armada de Chile. A la fecha se encuentran operando el OPV 81 “Piloto Pardo”, el OPV 82 “Comandante Toro” y el OPV 83 “Marinero Fuentealba”.

Entre las funciones OPV 84 “CABO ODGER” se encuentran el patrullaje, vigilancia y control marítimo de aguas jurisdiccionales; búsqueda y salvamento marítimo; apoyo al mantenimiento de la señalización marítima y  al soporte logístico a zonas aislada; policía Marítima; y transporte auxiliar.
Cuenta con 80 metros de eslora, propulsión con motores diésel, capacidad para 62 personas y velocidad máxima de 20 nudos.

Entre su armamento, el buque cuenta con 1 Cañón Bofors 40L70 de 40 mm, 6 Ametralladoras de 12,7 mm,  6 cañones automáticos de 20 mm. A su vez tiene un  sistema de Control de Fuego: DESA ARIES, Radares: 2 x Sperry Marine BridgeMaster E X-band 1 x Sperry Marine BridgeMaster E S-band radar.

Para vigilar la frontera con Perú.

Por otro lado,  y con el objetivo de proteger  su zona marítima cerca de la frontera con Perú, la Aviación Naval de Chile recibió el último fin de semana dos aeronaves de patrullaje costero P68 Observer 2 que permitirán mejorar la vigilancia y exploración del litoral chileno.



Los aviones, que recibieron las matrículas Naval 322 y 323, llegaron desarmados en contenedores al puerto de San Antonio y fueron trasladados al Centro de Reparaciones de la Aviación Naval (CRAN) ubicado en la base aeronaval Concón para su ensamblaje y puesta en servicio. Este trabajo se realizó en dos días y ambas aeronaves ya han iniciado la fase de pruebas de vuelo.

La Armada de Chile impulsó el proyecto “Piquero” para reemplazar los aviones de búsqueda y vigilancia costera Cessna O­2A Skymaster que requerían la retirada del servicio tras cumplir su vida útil.

Es de recordar, que la Marina adjudicó a la empresa italiana Vulcanair Aircraft un contrato de compra de siete aeronaves P68 Observer 2 por un importe estimado de 12,5 millones de dólares.

El nuevo material de vuelo adquirido por la Armada de Chile se caracteriza por su gran autonomía, bajo coste de operación y excelente visibilidad. Será utilizado en misiones de búsqueda y rescate, policía marítima, patrullaje y reconocimiento, evacuación aeromédica y transporte.

El primer avión P68 Observer 2, denominado Naval 321, arribó al país en marzo de este año y fue incorporado oficialmente por la Aviación Naval el 1 de julio. La Aviación Naval tiene previsto desplegar los P68 Observer 2 en las ciudades de Iquique, Concón, Talcahuano y Puerto Montt.