jueves, 10 de noviembre de 2016

Chile actualizará los P-3ACH 'Orion' para su Armada




Con el objetivo de seguir mejorando la vigilancia en la zona  cercana a Perú, la Armada de Chile ha adjudicado a la compañía IMP Aerospace de Canadá los trabajos de mantenimiento de depósito, reemplazo de componentes de las alas y montaje de nuevo estabilizador horizontal, modernización de aviónica e instalación de motores mejorados en dos aviones de exploración aeromarítima y lucha antisubmarina P-3ACH Orion de la Aviación Naval.


La Armada de Chile decidió implementar en estas dos aeronaves un programa de modernización integral para extender su vida útil por 20 años. Este proyecto ha recibido la denominación Orion III y se basa en el programa MLU del fabricante estadounidense Lockheed Martin. Con este fin, se encargó en 2015 a esa empresa la producción de piezas que reemplazarán la parte exterior y de la sección central inferior de las alas como también nuevos estabilizadores horizontales dotados de componentes de diseño mejorado y con mejor resistencia a la corrosión que permiten ampliar su servicio a más de 15.000 horas de vuelo lo que equivale a 20 años de uso operativo.  

Es interesante mencionar, que el presupuesto 2017 de la Armada de Chile destinará 311.238 dólares a la Inspectoría Técnica de Obras (ITO) que supervisará estos trabajos en Estados Unidos. 

IMP Aerospace efectuará este contrato en las instalaciones que posee en Halifax, Nueva Escocia, y está previsto que su ejecución comience en enero de 2017 y se extienda por tres años. La firma norteamericana tiene experiencia en modernización de aeronaves Orion, ya que ha efectuado esta misma clase de trabajos en la flota de CP-140 Aurora, que es la versión en servicio en la Real Fuerza Aérea de Canadá.







Nueva vida para un explorador de largo alcance.

Chile solicitó a Estados Unidos a comienzos de la década de los noventa aviones P-3 Orion de segunda mano. En 1992 ese país autorizó la transferencia de dos aeronaves P-3A de la versión antisubmarina y seis del modelo de transporte UP-3A que se encontraban almacenados en la base aérea Davis-Monthan, Arizona.

Los Orion fueron recuperados y refaccionados por la empresa Western International Aviation en Tucson, Arizona, y comenzaron a llegar Chile en 1993. 

Desde su arribo al país, los Orion han sido operados por el Escuadrón de Exploración Aeromarítima VP-1 ubicado en la base aeronaval Concón, región de Valparaíso. En un comienzo no contaban con la capacidad para ejecutar misiones de exploración aeromarítima y lucha antisubmarina y por este motivo tres aeronaves recibieron entre otros equipos un radar de búsqueda Varan, el sistema de medidas de soporte electrónico (ESM) ALR-801 Condor y el equipo de sonoboyas Vigía y el sistema de enlace de datos SP-100 de la empresa chilena Sistemas de Defensa (Sisdef).

En la actualidad, los dos P-3ACH que posee la Aviación Naval son empleados en misiones de exploración aeromarítima, lucha antisubmarina, inteligencia electrónica, designación de blancos transhorizonte y búsqueda y rescate (SAR).

Para la Armada de Chile el Orion es su principal vector aéreo ya que tiene una gran autonomía y alcance y por estos motivos tiene interés en incorporar dos aeronaves usadas de la versión P-3C para incrementar su línea de vuelo. En ese sentido, hay ofrecimientos de países como Estados Unidos y Australia, que están reemplazando ese modelo por los P-8A Poseidon de Boeing.