jueves, 29 de diciembre de 2016

¿Chile desarrolló un sistema de vigilancia marítima?




Mientras que la pesca ilegal sigue creciendo en la zona norte y sur del Perú, la Armada de Chile probará en marzo un  nuevo sistema de vigilancia contra la pesca ilegal en alta mar.


Se supo, que el mar jurisdiccional chileno en torno a las islas de Pascua y Salas y Gómez  será el escenario en el cual a partir de marzo la Armada de Chile comenzará a aplicar un nuevo sistema de vigilancia contra la pesca ilegal y que se espera permita superar las limitaciones de la actual fiscalización.

Según el  director de Seguridad y Operaciones Marítimas de la institución, capitán de navío Mario Montejo, el Satellite Enhanced Maritime Domain Awareness for Chile (Semdac) es un proyecto que la empresa estatal británica Catapult está desarrollando para Chile en virtud de un acuerdo entre ambos gobiernos.




En la actualidad, la Armada de Chile cuenta con el sistema AIS ( Automatic Identification System ), exigible para todas las embarcaciones de más de 500 toneladas de registro y que les permite conocer su posición geográfica, rumbo y velocidad para evitar colisiones.

 El AIS envía señales que pueden ser captadas por los satélites y que en combinación con los sistemas de posicionamiento satelital (GPS), permiten a la Armada y el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) monitorear el paso de barcos internacionales por la Zona Económica Exclusiva (ZEE), especialmente en las islas oceánicas.

Sin embargo, pese a este sistema de vigilancia, siempre se ha detectado  que barcos internacionales apagan sus AIS y GPS cuando persiguen cardúmenes que se internan en el mar jurisdiccional chileno. Es más, un monitoreo realizado en 2013 por la ONG Pew Charitable Trusts detectó 73 naves en actitudes sospechosas en torno a la Isla de Pascua.

La ONG explicó que al entrar a las 200 millas  chilenas  los barcos  apagaban sus sistemas de seguridad, que los hace 'invisibles' a la fiscalización, y al salir de ellas los encendían.

Por el motivo, la armada chilena ha solicitado a la empresa estatal británica Catapult el desarrollo de nuevo sistema Satellite Enhanced Maritime Domain Awareness for Chile (Semdac).

El Semdac es un software que detecta anomalías en las señales AIS y alerta a los organismos fiscalizadores cuando un buque apaga su sistema y describe el trayecto que realiza, de modo que aquellos puedan resolver si envían patrulleros aéreos o por mar al área de la actividad sospechosa.

¿Por qué Chile desarrolló este sistema de vigilancia marítima?

Bueno, con la finalidad de proteger sus mares,  en el 2010 Chile recibió de EE.UU el concepto de Maritime Domain Awareness. Un plan estratégico que abarca a gran medida la  Seguridad  Marítima,  y  el  estudio  de  todos  los  aspectos relacionados con tal materia, para luego incursionar respecto de la forma en que Chile pudiese, o debiese, incorporarse a este plan.

Según el Vicealmirante, José Manuel MARCHANT Ortega, de la  Academia de Guerra Naval   y Jefe de la Cátedra de Inteligencia  de Chile, la  MDA  es  el  facilitador  crítico que  permite  a  los  líderes  de  todos  los  niveles  tomar  decisiones  eficaces  y  actuar tempranamente  contra  una  vasta  gama  de  amenazas  a  la  seguridad  e  intereses nacionales.






Sin embargo, el militar también sostiene que La ausencia de  una definición  explícita  del concepto  MDA  por  parte  del  Estado, ha implicado que la Armada lo haya definido como Vigilancia, Control y Alerta, desde el punto de vista del sistema que permite dicho conocimiento, al punto que el  Plan  Poseidón  2007 establece  como  Misión: 

“Mantener  el  conocimiento efectivo  y  oportuno  de  las  actividades  que  se  desarrollan  en  el  área  navegable, fluvial  y  lacustre,  como  también  marítima  de  responsabilidad  nacional,  con  el propósito de alertar, prevenir, proteger y dar la oportuna respuesta que demanda el  interés  nacional de Chile”.

En tal sentido, para seguir mejorando en forma continua la  cobertura  del  MDA,  se  deben  incorporar  otras  nuevas  tecnologías  e  ingenios tales como un satélite nacional (actualmente en desarrollo), radares de vigilancia HF o sistemas de UAV.

Aunque  los  recursos  tecnológicos  son  de  primaria  necesidad  y  utilidad  para  el MDA,  el  factor  más  trascendente  es  lograr  y  asegurar  la  participación  activa  de todos los vinculados – directa o indirectamente  con el quehacer marítimo, sean ya estatales, públicos o privados.