jueves, 5 de enero de 2017

¿Malvinas es una unidad de negocios de la economía británica?




Mientras que Chile vigila la situación  en que se encuentran  las Fuerzas Armadas de Argentina con la finalidad de informarle sobre ello a Inglaterra, hace unos días atrás  se recordó 184 años de la ocupación de las Islas Malvinas por el Reino Unido.


En 1982 Argentina intentó por todos los medios recuperar lo que es suyo, sin embargo los militares argentinos no sólo no lograron su objetivo, sino que la posición británica en las islas salió fortalecida.
150.000 millones de dólares gracias a la pesca en la zona ha sido el beneficio para el Reino Unido desde aquella fracasada aventura militar.

Es más, Ernesto Alonso, un ex Combatientes de Malvinas,  explicó que luego del conflicto, en los años 89 y 90, el presidente Carlos Menem le permitió a los británicos avanzar en la explotación de enormes recursos ictícolas.

"Ahora está latente la explotación de recursos hidrocarburíferos", sostuvo. Dados los altos costos de la explotación de petróleo offshore, los ingleses necesitarían apoyo logístico desde el área continental argentina para utilizar esos recursos. Por eso Londres sintoniza con los gobiernos locales que considera no hostiles a su estrategia.

"Hoy Malvinas es una unidad de negocios de la economía británica", ahondó Alonso, quien afirmó que no se trata de un territorio de libre circulación, sino que cuenta una política migratoria controlada por Gran Bretaña. "Toda persona que va ahí, lo hace para trabajar dentro de esa esa gran estructura que es la Falklands Islands Company", el grupo económico que detenta licencias de pesca que Alonso considera ilegítimas.

"El objetivo final de Gran Bretaña no son las Malvinas. Son los mares circundantes, las Islas Georgias, Sandwich y Orcadas del Sur y la proyección hacia la Antártida", estimó Alonso.