jueves, 9 de marzo de 2017

Por falta de presupuesto Brasil le dará de baja a su portaaviones Sao Paulo




Por falta de presupuesto para su modernización y mantenimiento, la Armada de Brasil tendría pensado  desguazar el portaaviones Sao Paulo.  Y es que Brasil ve prioritario otros proyectos como la adquisición de las corbetas clase Tamandaré.


El portaaviones A-12 Sao Paulo fue adquirido por la Marina de Brasil en el 2000 tras vendérselo Francia. Construido en los astilleros Chantiers Atlantique en saint-Nazaire y completado en Brest fue entregado en 1963 bajo el nombre de Foch.

El Foch fue modernizado a principios de los años 80 dándole capacidad para operar con aviones Super Éterdard y armas nucleares, además de incorporar nuevos sistemas defensivos entre otras obras.


Lamentablemente,  en lugar de convertirse en el buque insignia pasó a ser un quebradero de cabeza, pues tras invertir más de 90 millones  en su modernización, adquisición de aviones y helicópteros aptos para aterrizar en su cubierta, ha pasado más tiempo amarrado que operativo.

La mayor fuerza de submarinos estará en Brasil

Con la baja de este portaaviones, Brasil   también se concentraría en tener la mayor flota de submarinos que pueda existir en la región, y es que Brasil  ha negociado con Francia para la adquisición de  cuatro submarinos clase Scorpene  y otro submarino que sea nuclear, sumándose así,  a la flota actual de submarinos que son de la clase U204.

Esto quiere decir, que Brasil en los próximos años tendrá un total de 10 submarinos, el primer submarino Scorpene que recibirá Brasil sería en el mes de Abril del presente año.