viernes, 28 de abril de 2017

Argentina devuelve una bandera a Chile y causa polémica por posible devolución del monitor Huáscar al Perú




Hace unos días se dio a conocer que la Gendarmería (Policía) Nacional de Argentina devolvió a Chile una bandera que fue arrebatada en 1965 cuando un grupo de policías trasandinos  tomó un cuartel de Carabineros en Aysén, en el marco del conflicto de la Laguna del Desierto, y donde murió un oficial chileno.


El gesto se concretó este jueves durante la celebración de los 90 años de existencia de la policía uniformada de Chile. El emblema, que estaba enmarcado, fue recibido por el ministro del Interior, Mario Fernández, y el general director, Bruno Villalobos.

En Argentina, la bandera estuvo en museo del Edificio Centinela, de la Gendarmería Nacional.

Como se sabe, se denomina Disputa de la laguna del Desierto a la controversia limítrofe entre la Argentina y Chile en una región patagónica de 481 km² ubicada entre el hito 62 en la ribera sur del lago O'Higgins/San Martín y el monte Fitz Roy, zona en la que se encuentra la laguna o lago del Desierto, la cual fue resuelta el 21 de octubre de 1994 por el fallo de un tribunal arbitral que sentenció en favor de la argumentación argentina; y se convalidó el 13 de octubre de 1995 cuando el mismo tribunal rechazó el pedido de reconsideración por parte de Chile.







La disputa sobre el territorio comenzó a partir de un estudio aerofotogramétrico de la zona realizado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1947. Un problema se suscitó después de que el 4 de octubre de 1965 la gendarmería argentina notificara al colono Domingo Sepúlveda, que debía dirigirse a Río Gallegos para regularizar su situación. Éste, solicitó cinco días después ayuda al retén de carabineros de lago O'Higgins, el cual envió efectivos a la zona el 17 de octubre.

En esos días los presidentes de ambos países (Arturo Illia y Eduardo Frei Montalva) se reunieron en Mendoza, acordándose el retiro de los carabineros chilenos en 48 horas y la resolución del asunto por la Comisión Mixta Chileno-Argentina de Límites. En Argentina se interpretó que tras ese plazo la Gendarmería avanzaría sobre el territorio que debía estar evacuado por los carabineros.

El 6 de noviembre de 1965 se produjo en enfrentamiento entre cuarenta (versión argentina) o noventa (versión chilena) gendarmes argentinos y cuatro carabineros chilenos que aún se hallaban en la zona. El enfrentamiento se saldó con la muerte del teniente chileno Hernán Merino.

LaPolémica                                                                                                                                                         
Tras darse a conocer que Argentina devolvió una bandera  a Chile,  en Santiago se ha generado toda una polémica al comentar la posibilidad de devolver el Monitor Huáscar al Perú.



"No hay ninguna razón para devolver el Huáscar". "No son hechos comparables". "Uno no tendría por qué mantener trofeos de guerra". Parte de los análisis de los historiadores Sergio Villalobos, Gabriel Salazar y Joaquín Fermandois, a propósito de la entrega de la bandera chilena que Argentina hizo a Carabineros por su aniversario 90.

¿Debe Chile hacer un gesto similar con el buque de guerra obtenido en la Guerra del Pacífico?
El historiador chileno Sergio Villalobos es enfático  y responde:

 "No hay ninguna razón para devolver el Huáscar, que fue un barco chileno". "¿Cómo se explica esto? Después del combate naval de Angamos, comenzó a integrar la Marina chilena y lució la bandera chilena en todo el resto de la Guerra del Pacífico", afirmó.

 Incluso, recuerda el historiador, el monitor que se encuentra en Talcahuano y se adaptó como museo -cerrado por mantención hasta el 8 de mayo-, estuvo en acciones bélicas frente al Morro de Arica y al campo de batalla de Miraflores, por lo que, insiste, "es parte de la Marina chilena".

El historiador también agrega: 

"Esta sensiblería de sentirse culpable de la guerra y tener el deber de devolver algunos efectos notables, me parece que es una pérdida del sentido nacional. Y el Perú, ¿qué nos devolvería, El Loa y otros barcos que se perdieron en las acciones en el Perú?", se pregunta el premio nacional de Historia en 1992. 

El profesor Villalobos se refiere al carguero chileno que fue hundido en 1880, cuando participaba en el bloqueo marítimo a Lima. Un velero cargado con explosivos selló su final muriendo más de un centenar de tripulantes.

Por su parte, el historiador chileno Gabriel Salazar, tomó distancia de esta postura y abogó por devolverlo.
 "Retener en tiempos de paz un símbolo ganado en guerra, y si tenemos una relación fraternal con un país vecino, es conflictivo. Yo por eso estoy en la línea de evitar esta simbología de 'ah, te derrotamos', 'este es el trofeo que te arrebatamos', y de devolverlos", manifestó. El historiador valoró el ejemplo de Argentina, aunque, a su juicio, "es una cuestión mucho menor que el Huáscar, sin duda".

Por otro lado, el historiador Joaquín Fermandois destaca que en el barco de guerra se rinde un homenaje al almirante Miguel Grau y se le trata con respeto.