martes, 12 de noviembre de 2013

Chile y su programa secreto nuclear de Uranio



En la década de 1980 cuando gobernaba la dictadura del general Augusto Pinochet en Chile, en el Perú se rumoreaba que Chile se encontraba desarrollando junto con Inglaterra armas químicas, cosa que en ese tiempo no se pudo demostrar hasta ahora.


Documentos desclasificados por parte de Inglaterra demuestran que se desarrolló en esos años armas químicas de manera secreta y que serian utilizados en el momento que Chile lo deseara.






Años posteriores esta información se perdió hasta que en el mes de febrero del 2010, cuando ocurrió el gran terremoto en Chile, un equipo de la Administración de Seguridad Nuclear Nacional de EE.UU. (NNSA) estaba trabajando en Chile, el trabajo del equipo es ganar el control de la oferta mundial de uranio altamente enriquecido.




Andrew Bieniawski estaba en la cama cuando ocurrió el terremoto. El 26 de febrero de Bieniawski, el subadministrador adjunto de la Administración de Seguridad Nuclear Nacional de EE.UU. (NNSA), había llegado a Santiago, Chile, para unirse a un grupo de científicos e ingenieros nucleares en una misión de alto secreto para eliminar una bomba nuclear potencial del país. Alrededor de 40 libras (18 kg) de uranio altamente enriquecido (UAE) - con la suficiente energía latente para destruir una parte de la ciudad - ya había sido inventariados, asegurado y preparado para su transporte a una instalación de alta seguridad en los EE.UU.


En aquella fecha, el presidente Obama invitó especialmente al recientemente electo presidente de Chile, Sebastian Piñera  con el fin de retirar el uranio enriquecido susceptible de ser usado ilegalmente a cambio de “compensaciones manejadas en reserva” y particulares para cada país donante.

Con este procedente se realizó la transferencia secreta del uranio enriquecido de los reactores, chilenos desde cerca de Santiago, directamente a los Estados Unidos.

Lo interesante de esto es que tras el terremoto, la NNSA se vio obligado a reevaluar sus planes. Originalmente, el equipo tenía previsto enviar el uranio altamente enriquecido a los EE.UU. desde el puerto chileno de San Antonio, pero ese sitio fue destruida por un tsunami, por lo que se decidió utilizar el puerto de Valparaíso, a 50 millas (80 km) al norte.

También se supo que el presidente Obama pidió a finales del 2010  aumentar un 67%, a $ 560.000.000, el presupuesto del 2011.

A pesar de que las réplicas del terremoto de magnitud 8,8 en el mes de febrero del 2010 sacudieron sus equipos, ingenieros de EE.UU. y Chile trabajaron secretamente juntos para extraer cuidadosamente el uranio enriquecido de Chile.


 No fue una simple operación - el material radiactivo fue cuidadosamente cargado en barriles especialmente diseñados y traídos bajo estricta reserva de Chile, luego el uranio bajó en dos contenedores de carga para el viaje por mar. 

En total, 60 toneladas de metal se necesitan para mantener tan sólo 18 kilogramos (40 libras) de uranio altamente enriquecido del un  posible escape de radiactividad. Después de dos semanas y media en el mar, incluyendo el paso por el Canal de Panamá, un barco especialmente equipado con doble casco llegó bajo  fuerte escolta de la Guardia Costera de EE.UU. a la Estación de Armas de Charleston en Carolina del Sur el mes pasado. Los agentes de aduanas y los inspectores  controlaron la radiación así como también los contenedores, los que fueron cargados en camiones de plataforma y luego llevados al sitio de Savannah River en Carolina del Sur y el  Complejo de Seguridad Nacional Y-12 en Oak Ridge, Tennessee, donde la mayor parte se convierte en combustible más seguro  y revendido a la industria de energía nuclear.










Además, los EE.UU. han puesto todos estos elementos a disposición de la comunidad internacional, pero ningún otro país, salvo Chile, ha aprovechado esta franquicia, incluso Rusia depende de la ayuda de EE.UU. para disponer de su uranio.

Por último, el Grupobasadre, publicó el 31 de octubre del presente año, un comunicado pidiendo al Presidente de Ollanta Humala que pida explicaciones a Chile por tener armas químicas.