jueves, 26 de mayo de 2016

Los efectivos militares que participaron en los conflictos armados de 1978, 1981 y 1995 gozarán de beneficios sociales




El presidente del Congreso, Luis Iberico Núñez, firmó este martes 24 la autógrafa de ley que modifica el artículo 10 de la Ley N° 24053 con el fin de extender los beneficios que reciben los excombatientes de 1933 y 1941 hacia los más de 3 500 peruanos que lucharon en los conflictos de los años 1978,1981 y 1995.


En una ceremonia desarrollada en la plaza José Faustino Sánchez Carrión, el titular del Parlamento indicó que, de esta manera, el país hace justicia a los valientes combatientes que derramaron su sangre con el fin de defender nuestro territorio patrio.

“Se dice que cuando hay guerra a Dios se invoca y al soldado se le convoca. Y cuando hay paz, a Dios se olvida y al soldado se castiga. Esa frase se entierra el día de hoy cuando promulguemos esta ley”, dijo Iberico en medio de aplausos de centenares de excombatientes que llegaron a la ocasión.

Destacó el esfuerzo que desplegó durante muchos años ese grupo de peruanos para lograr una ley que les brinde el reconocimiento que se merecen “como gente que ha combatido, que ha estado en el campo de batalla y que ha dado su vida por el país.

“Esto se llama gratitud eterna y permanente de toda una Nación hacia los valerosos combatientes que defendieron la integridad de nuestro sagrado territorio”, indicó.

Entre los beneficios que recibirán están una bonificación mensual equivalente a tres ingresos mínimos vitales, atención médica gratuita y medicinas, una asignación por sepelio, trato preferencial en las gestiones para obtener vivienda propia, y otros.



El titular del Congreso confió que esta ley (aprobada vía insistencia por el Parlamento Nacional) sea publicada pronto en el diario oficial El Peruano y sea ejecutada desde el gobierno central.

Cabe indicar que la mencionada ley también declara el 31 de julio como Día Central Conmemorativo de las referidas acciones militares.

La ceremonia contó con la presencia de los congresistas Emiliano Apaza (NGP), presidente de la Comisión de Defensa Nacional; María Cordero (FP) y Johnny Cárdenas (NGP).