lunes, 5 de octubre de 2015

Chile es el tercer país de mayor consumo de marihuana en América Latina


Mientras que en el Perú se debate si se legaliza el consumo de marihuana, Chile es el tercero país con mayor consumo en América. Según un estudio de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia (Sopnia),  indica que el consumo promedio de cannabis en el país sureño  es de diez días al mes.


El estudio también revela que los hombres de dicho país en promedio destinan 12 días del mes para consumir marihuana mientras que las mujeres lo hacen en 7.
En el mismo estudio se puede conocer que Chile tiene una prevalencia de consumo de marihuana en el último año de un 11,3%, cuestión que ubica al país sólo detrás de Estados Unidos (12,6%) y Canadá (12,2%)

Más abajo en el ranking se encuentran Uruguay con un 8,3%; Colombia con un 3,3% y Argentina con un 3,2%.

Al final de la lista se encuentran: Brasil con un 2,6%; Bolivia con un 1,3%; Perú con un 1% y Paraguay con un 0,5%.

Se debe tener en cuenta, que pese a que esta plata es usada para malos fines, la marihuana, hace referencia a las sustancias psicoactivas (psicotrópicos) que son consumidas de la planta Cannabis sativa con fines recreativos, religiosos y medicinales.

Entre 2010 y 2014 subió de 75.981 a 254.993 las personas que consumen cannabis en Chile.

Uso médico o terapéutico

Actualmente se investigan los usos médicos de la marihuana para diversas enfermedades, lo que ha generado, de nuevo, cierta polémica. Muchos estudios afirman que es eficaz frente a las náuseas producidas por tratamientos de quimioterapia o de tratamiento contra el sida, su efecto estimulante del apetito ayuda a combatir la inapetencia, así como la anorexia. También puede ayudar a reducir la presión ocular asociados a glaucoma.

Alzheimer

Respecto al del Alzheimer, algunas investigaciones realizadas sugieren que ciertos componentes de este psicotrópico reducen los niveles cerebrales de β-amiloides y mejoran el comportamiento cognitivo en animales.112 Por otro lado, se ha reportado que algunos ingredientes activos de la marihuana podrían reducir la progresión de esta enfermedad degenerativa,113 sin embargo, una reciente investigación no sólo ha mostrado su inefectividad potencial, sino también que su uso podría empeorar la enfermedad.

Cáncer

Una investigación llevada a cabo por la Universidad Complutense de Madrid ha mostrado que el cannabis puede tener efectos muy beneficiosos contra el cáncer. El principio activo del hachís se ha mostrado capaz de acabar con las células cancerígenas, de matarlas y, al mismo tiempo, mantener vivas las que están sanas. Cabe aclarar que dicha investigación fue llevada a cabo en ratas y no en humanos.


Mal uso de la Marihuana


Fumar cannabis es el método más perjudicial de consumo, ya que la inhalación de humo de materiales orgánicos puede causar problemas de salud diferentes. Cabe aclarar que estos riesgos se refieren exclusivamente al hábito de fumar cannabis, que es la forma de consumo más habitual, y no se aplican al consumo por ingestión ni por vaporización (ver citas anteriores).

Un estudio finalizado en 2007 concluyó que el humo de las hojas secas de esta planta reduce el número de las pequeñas ramificaciones en los pulmones responsables del transporte de oxígeno a la sangre y evacuación de sustancias nocivas, concluyen que por esto los fumadores de marihuana suelen poseer más flema, tos y suelen experimentar la sensación de que se les cierra el pecho.

Las revisiones sistemáticas de la literatura médica no han encontrado evidencia concluyente de la existencia de una relación entre el consumo de cannabis y el cáncer de pulmón. Mientras que un estudio realizado en Nueva Zelanda sugirió que los fumadores diarios de cannabis aumentan en un 8% por año el riesgo de sufrir cáncer pulmonar, superando el riesgo que supone consumir un paquete de cigarrillo al día en un año.