martes, 1 de diciembre de 2015

La Fuerza Aérea Argentina le dio de baja a todos sus aviones Mirage


Tras  43 años de servicio, los aviones de combate Mirage de la Fuerza Aérea de Argentina  fueron  dados de baja  el pasado domingo, durante una ceremonia que se realizó en la base militar de la VI Brigada Aérea de Tandil.


Para esta gran despedida, la base realizó una jornada de puertas la cual contó con la presencia de más de 200 mil personas que disfrutaron de las exhibiciones de estas aeronaves pudiendo apreciar  por última vez un desfile aéreo realizado por estas aeronaves.

En esta despedida  se encontraban presente las  últimas cuatro variantes activas de Mirage en la Fuerza Aérea: Mirage IIIEA, Finger, Dagger y Mirage-5P Mara (Estos últimos, aviones vendidos por Perú).



También estuvieron presentes en esta gran despedida, los aviones IA-63 Pampa, helicópteros MI-171 E y de los integrantes del equipo militar de paracaidismo de la Fuerza Aérea Argentina. Además, contó la presencia del jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Mario Callejo, quien durante la guerra de Malvinas piloteó este tipo de aeronave.

Con esta gran despedida, la Fuerza Aérea Argentina recordó la importante actuación que desarrollaron  estas naves durante la Guerra de Malvinas, en 1982  realizando más de 131 mil horas de vuelo.

Como dato anecdótico, dentro del lote de los diez Mirage-5P adquiridos por la Fuerza Aérea Argentina (FAA) al Perú, se pudo apreciar ejemplar previamente matriculado como FAP-183, el cual fue re-matriculado como C-430 a su llegada a Argentina y tras su modernización al standar "M-5P Mara", recibió la matrícula C-630.

Este particular ejemplar fue uno de los 2 primeros Mirage 5P recibidos en 1968 (junto al FAP-182) por la Fuerza Aérea Peruana, los cuales a su vez, se convertían en los dos primeros aviones caza supersónicos de Sudamérica.

El Mirage 5P Mara C-630 (ex FAP-183), terminó siendo el último M-5P en la Fuerza Aérea Argentina y como un gesto de agradecimiento al Perú, fue pintado con el esquema de pintura original con el que llegó a Argentina en el año 1982, época en la que Argentina sostenía un conflicto armado con Inglaterra, conocido como "La guerra de Las Malvinas".

Mientras tanto, el exFAP182 fue pintado de color gris con la cola de color azul con rallas rojas y un detalle a destacar, es la imagen del número 100 y que destaca a los 100 años de nuestro  héroe piloto José Abelardo Quiñones. 







Sin los aviones Mirage
Considerados en una época como la "columna vertebral de la defensa aérea" de Argentina, los Mirage, cazabombarderos e interceptores, no serán reemplazados a corto plazo por ninguna otra aeronave similar, a pesar de que estaba previsto adquirir otra nave similar en el 2014.

En los últimos años, muchas noticias manifestaron la posibilidad en que la Fuerza Aérea de Argentina adquiriría os aviones multipropósito israelí Kfir Block 60, el caza polivalente chino J-10 y el jet de combate Gripen de la empresa sueca Saab. Pero A pesar de todas estas posibilidades ninguna se concretó.


Por lo que  ahora,  no habrá naves que reemplacen la potencia de combate de los Mirage, y para no dejar inoperable la VI Brigada Aérea de Tandil, trasladarán allí algunos aviones Pampa, con la finalidad que realicen la misión de vigilancia aérea.  Con esto, Argentina se queda con tan solo el 30 % de su Fuerza Aérea para proteger todo su territorio.