domingo, 15 de diciembre de 2013

¿La jugada oculta de los chilenos en La Haya?



A pocas semanas para conocer el fallo de La Haya por el diferendo marítimo entre Perú y Chile, en las redes sociales se ha publicado lo que sería la jugada oculta de los chilenos.


¿Qué es lo que le conviene a Chile, seguir usurpando los 37,800 Km2 de mar territorial o que el Perú acepte la Convención del Mar?.

Bueno, se sostiene que lo que más le conviene a Chile es que el Perú acepte la Convención del mar, ya que tendría la posibilidad de poder explotar los fondos marinos y todas las especies hidrobiologías no solo dentro de los 37,800 Km2, si no podrá hacerlo también en todo el litoral peruano, porque la Convemar reduciría nuestro territorio marítimo de 200 millas a solo 12, y sin soberanía.

El día 14 de diciembre del presente año, en el diario La Razón el Diputado Chileno, Gabriel Ascencio dijo: "No creo que los chilenos estemos dispuestos a aceptar fallos salomónicos" y que solo debe acatarlo "si se ajusta al derecho internacional". Podemos suponer, que el diputado Gabriel, cuando habla del derecho internacional se refiere a la Convemar, si fuera así, entonces tenemos que preocuparnos porque los agentes peruanos han utilizado a la Convemar para la defensa de la parte peruana, tratado que el Perú ni Estados Unidos a firmado, porque lesiona la soberanía y cercena nuestro territorio.

Otro punto preocupante es que el Ex Canciller Roncagliolo afirmó públicamente y ante los medios de comunicación de la Haya que las leyes y la Constitución del Perú guarda plena concordancia con la Convemar, tremenda declaración negativa para los intereses nacionales.

Esto  ha creado condiciones favorables para que Chile le exija al Perú, que acate la Convención del Mar.

Si el fallo de la Haya es favorable para el Perú, Chile tendrá el camino expedito para hacer respetar sus derechos como país firmante de la Convemar  ahí tiene su JUGADA OCULTA LOS CHILENOS, porque ellos podrán decir que cumplirán con el fallo y el respeto al derecho internacional, siempre y cuando el Perú también respete estos derechos internacionales o sea la Convemar.

Ante este gran problema, los congresistas, especialmente los nacionalistas, deberían de  sacar un pronunciamiento desmintiendo al Sr.Roncagliolo y afirmando que las leyes y la Constitución del Perú no guardan concordancia con la Convemar.

También de detener en cuenta que y que nos llame la atención, que los agentes de la Convemar enquistados en todos los partidos políticos, vuelvan con una campaña mediática, poder para comenzar a difundir a través de los medios de comunicación, que firmar la Convemar es conveniente para los intereses nacionales.