domingo, 24 de enero de 2016

La Armada peruana recibirá muy pronto al Buque Escuela Unión


A pocos días para que se presenta ante el mundo, y Mientras que los escándalos políticos sacuden al país, en los Astilleros Servicios Industriales de la Marina – SIMA en el Callao,  revelaron que el Buque Escuela Velero Unión se encuentra ya casi  terminado.


Solo se están ultimando detalles, para que este gran Buque le sea entregado a la Marina de Guerra del Perú y que sin duda marca un antes y un después de la industria naval de nuestro país. También se podría decir que es el proyecto más emblemático que puede tener nuestra Marina de Guerra.

Su proceso de construcción tardo casi dos años, ahora  está 100% terminado con la finalidad de navegar nuestros mares y los del mundo para  así convertirse en un gran embajador de nuestro país en cada puerto que exista en el planeta.

Asimismo, ayudara en la preparación de los nuevos cadetes de nuestras Fuerzas Armadas en su formación.

El Buque vela unión alcanza  los 115.50 metros de eslora (largo) y se convierte en el velero más grande de América Latina y uno de los mayores del mundo.

El Buque podrá navegar a vela (a una velocidad hasta de 20 nudos en caso de buen viento) o a motor (con el que podrá alcanzar hasta 12 nudos), y tendrá un desplazamiento de 3,200 toneladas y capacidad para 257 personas.






Cronograma según el cronograma establecido, será inaugurado en los próximos días, por lo que ya no falta mucho para ver desplegados en su arboladura los 3,400 metros cuadrados de sus vistosas velas blancas. Con ello podrá iniciar su etapa de pruebas, que tomará algunos meses.

El costo de construcción del Buque Vele Unión, fue de 161.5 millones de soles. Sin duda que  no se debe de olvidar que en la pro del Buque Vela Unión, se tendrá la majestuosa  imagen del Inca Tupác Yupanqui con la finalidad de llevar un mensaje de Paz y de Unidad.

Para los que no saben o no se acuerdan quién fue el Inca Tupác Yupanqui, según las interesantes crónicas épicas del marino español Sarmiento de Gamboa, fue el príncipe Incaico quien condujo a su poderoso ejército en la conquista de la polinesia.

 Navegando el inmenso mar con su corte de balsas ecuatoriales involcables, llamadas PaePae, que partieron desde la costa peruana y cruzaron el inmenso océano hasta alcanzar esas antiguas poblaciones de ultramar que encontraron en aquellos lejanos territorios de agua, islas perdidas de neblina y sol en el Pacífico sur como las Marquesas, la exótica Mangareva y la Rapa Nui (el centro del mundo), lugares donde hasta hoy existen noticias del dios Túpac, quien anexó estos territorios y poblaciones para el gran Tawantinsuyo, así la real historia no se hunde ni encalla, retorna y nos confronta.

También se informó que fue el décimo soberano incaico. Sucesor de Pachacútec; asumió el correinado probablemente entre los 15 y 20 años (entre 1456 y 1461). Luego, tras la muerte de su padre, se hizo cargo absoluto del poder. Debía tener poco más de 30 años.

Durante su época como hatun auqui y luego como inca (‘rey’) empleó la mayor parte de su tiempo en campañas bélicas de conquista o «pacificación», e incluso de exploración.

Asi que son muchas las expediciones que han conectado a nuestro país con estas lejanas tierras y queda así testimoniado a través de esta crónicas de grandes historiados se puede saber que existe el vínculo entre el Perú y está lejana región del mundo.


Es de mencionar que durante largos años la Marina de Guerra del Perú había anhelado contar con un buque escuela a vela que sirviera para la instrucción de sus cadetes navales. Con ese fin, el gobierno peruano expidió en 1985 la Ley N° 240948 que declaraba de necesidad pública y de interés nacional contar con un buque de estas características. Sin embargo, debido a la crisis económica por las que atravesó el país a finales de los años ochenta y por posteriores restricciones en el presupuesto público, el proyecto fue continuamente postergado.

Fue recién en el año 2012 que el gobierno anunció que encargaría su construcción al astillero naval del SIMA Perú ubicado en el puerto del Callao, contando con la asesoría técnica y cooperación del gobierno español.

El 8 de diciembre de 2012 se dio inicio a los trabajos de construcción mediante una ceremonia de colocación de la primera quilla del buque en presencia del Presidente de la República Ollanta Humala. El casco fue terminado dos años después y botado el 22 de diciembre de 2014 en el mar del Callao.

La moderna embarcación considerada la más grande de su tipo en América Latina, está compuesta de 38 bloques de estructura de acero, es un velero con aparejos de tipo bricbarca a 4 palos,eslora total con bauprés de 115,75 m (largo), con un desplazamiento de 3200 toneladas, con una potencia de 1825 kw, velocidad de 12 nudos.