jueves, 23 de junio de 2016

Solicitan que el Ministro José Gallardo sea investigado por ceder terrenos de las FF.AA a Lima Airport Partners




Si bien  verdad que el Aeropuerto Jorge Chávez necesita tener una segunda pista de aterrizaje, esta pista no puede ser realizada bajo el abuso y una escaza transparencia  del ministro de Transportes y Comunicaciones Transportes, José Gallardo Ku.


Es algo inaudito que se quiera reubicar las bases militares  que tiene tanto la Fuerza Aérea, como el Ejército del Perú cerca del Aeropuerto Internacional  Jorge Chávez. ¿Qué se pretende con aquello?, ¿y en casos de emergencia nacional de cualquier índole?, ¿en dónde serán reubicadas todas las aeronaves que tienen estas dos entidades militares del país?.

Según fuentes cercanas al ministerio de Transporte y Comunicaciones, el ministro José Gallardo Ku junto a su procurador adjunto  del Ministerio de Transportes y Comunicaciones Carlos  Alarcón Cancharí habrían  usado sus influencias para que los terrenos que se encuentran alrededor del Aeropuerto Jorge Chávez sean expropiados a la fuerza y sin pago alguno.







Esto con la finalidad que  la empresa norteamericana Lima Airport Partners salga muy bien beneficio  en todo este embrollo. 

Un dato a tener en cuenta, es que se especula que su procurador adjunto del Ministerio de Transportes y Comunicaciones Carlos  Alarcón Cancharí, sería familiar de la primera dama Nadine Hereda.

También se informó, que el procurador adjunto  Carlos  Alarcón Cancharí tendría varias denuncias bajo los delitos de Violación de Domicilio, Abuso de Autoridad, Falsedad Ideológica, Falsedad Genérica, contra el Patrimonio de Usurpación, junto a otros funcionarios del Ministerio de Transporte y Comunicaciones. Estas denuncias se encuentran en la Fiscalía Provincial  Especializada del Prevención del Delito del Callao.

Debemos de recordar,  que en febrero de 2009, cuando se firmó un convenio entre la concesionaria LAP y representantes del Estado peruano (gobierno de Alan García), por el que se ceden temporalmente 7000 metros cuadrados de terreno en posesión de la Aviación del Ejército del Perú a favor de LAP, esto se realizó  sin una contraprestación efectiva ni por una compensación económica a favor de la Institución castrense.






Entonces, se plantea la renovación del convenio con el Ministerio de Defensa, Ejército del Perú, por 5 años y así se habrían cursado los borradores entre el MINDEF y CORPAC.

Sin embargo, fuentes bien informadas, nos han comunicado que el MTC, que suscribe el representación del Estado el contrato de concesión del AIJCH con LAP, a través de su Dirección de Concesiones, pretendería obligar a CORPAC a entregar, no los 7,000 metros cuadrados del 2009, sino que ahora serían 15,000 metros cuadrados, perjudicando aún más a la Aviación del Ejército.

Es más, este diario ha recibido documentos en las que se le pide al Presidente de la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso de la República, el congresista Gustavo Rondón, investigar al ministro de Transporte y Comunicaciones por el retardo y escasa transparencia en el proceso de expropiación de predios para la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez.

También se le pide investigar a funcionarios de dicho ministerio por presuntos actos de corrupción en dicho proceso de expropiación. 

Creemos que la construcción de la segunda pista de nuestro primer terminal aéreo es una necesidad impostergable, ya que es inaceptable que un aeropuerto como tal, que recibe más de 16 millones de pasajeros al año, sufra paralizaciones por eventos de contratiempo.

Lamentablemente, a lo largo de las últimas décadas, el gobierno no ha sabido invertir y mejorar la infraestructura necesaria para la aviación civil y militar (aeródromos para aviación general, comercial y militar) y estos son los resultados.

Es indignante saber que por querer expandirse, LAP haya obligado al el actual ministro de Transportes firme varias adendas al contrato de concesión del Aeropuerto Internacional  Jorge Chávez con la obligación que el Estado traslade las instalaciones de la Fuerza Aérea, el Ejército peruano, la Policía Aérea  y la Marina de Guerra del Perú un  Aeródromo. Como si aquí en Lima y en todo el territorio nacional existiera Aeródromo como cancha. 

Otro punto a tocar sobre este tema, es que el Gobierno ya habría dado la orden para que  el Grupo Aéreo N.- 8,  la Unidad de Transporte más grande de la Fuerza Aérea del Perú sea reubicada en la Base de las Palmas, bajo la Resolución Ministerial 591 con fecha 31 de Mayo del 2016.











Según el documento, firmado por el ministro de Defensa Jakke Valakiri, explica que el Sexagésimo Tercera Disposición Complementaria Final de la Ley d presupuesto del Sector Público para el año Fiscal 2016, se autoriza  al ministro de Transporte y Comunicaciones, realizar modificaciones presupuestarias en el nivel institucional, con su cargo  a su presupuesto institucional  entre otros a favor del Ministerio de Defensa – Fuerza Aérea del Perú, para realizar estudios de preinversión y ejecutar obras de infraestructura, mantenimiento, mejora o rehabilitación y equipamiento, según corresponda de los Aeródromos de Las Palmas en Lima y Teniente Bergerie en Iquitos con la finalidad de asegurar de asegurar la operatividad de dichos Aeródromos.



Asimismo, detalla que resulta necesario disponer que la FAP adopte las acciones necesarias para el traslado inmediato de sus unidades del Ala Rotatoria que operan en las plataformas del Aeropuerto Internacional  Jorge Chávez a la Base Aérea  Las Palmas.





Se debe tener en cuenta que, la Comisión de convenios aéreos del Congreso de la República, que presidió el Congresista Roberto Angulo Álvarez, ha citado varias veces al titular de la cartera de Transportes, pero éste no asiste. Lo grave en este caso, es que el Estado le ha entrega a LAP más de un millón de metros cuadrados en terrenos que podrían ser utilizados previa inversión de la concesionaria para atender las necesidades de expansión del aeropuerto, sin embargo LAP con la complicidad sospechosa del MTC no los utiliza.

La interrogante es ¿por qué esta empresa norteamericana quiere las instalaciones de nuestras Fuerzas Armadas que constituyen parte de la defensa nacional y la seguridad del Estado?, en el caso del Ejército existen talleres aeronáuticos con inversiones de más de cien millones de dólares que se perderían. ¿LAP le pagará al Ejército por lo invertido?








Según fuentes, con esta decisión de entregarle a LAP las instalaciones del Grupo Aéreo Nº 8,  lo que busca es que la empresa chilena LAN (LATAM) sea la beneficiaria y así   cerrar la empresa Peruvian AirLines que opera desde esa infraestructura con 12 aeronaves de nacionalidad y matrícula peruana OB y que tiene ya el 15% del mercado.

Según entendidos, la decisión del MTC tiene un solo beneficiario y es LAN que busca de esta forma desalojar del Aeropuerto Internacional  Jorge Chávez, a su única competidora en el mercado doméstico y que tiene un crecimiento sostenido del 1% por mes y que a fines del 2016 tendría ya el 20% del mercado.

Este hecho también implicaría la virtual desaparición de las líneas aéreas peruanas, porque en el Perú a OSITRAN se le conoce también como OSILAP es decir todo a favor de LAP y en el MTC, con estas adendas hipoteca el futuro aerocomercial del Perú a favor de estos intereses económicos.

Por último, en el sector transportes no sabemos si por ingenuidad o por qué, la construcción de la segunda pista del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez tardaría 5 años y ahora se la están prorrogando hasta el 2021; entonces llegará el 2026 y no habrá segunda pista en uno de los aeropuertos más caros del mundo en donde el Perú pierde competitividad en materia de turismo. Mientras, extrañamente, los titulares de esta cartera firman para beneficiar a LAP y no para beneficiar al Perú.