miércoles, 31 de agosto de 2016

Información revelada sobre los Scorpene no afecta a Chile


Luego que se revelara 22.400 páginas sobre los  secretos de combate que tienen los submarinos Scorpene que la Armada de Chile posee,  dicha institución militar emitió un comunicado.


El comunicado apunta a que los submarinos de Chile no presentan las mismas características de los que figuran en la filtración.

El institución militar aseguró: “Frente a las publicaciones de prensa respecto a filtraciones de informaciones que sufrió el constructor naval francés DCNS, respecto de detalles técnicos sobre los submarinos Scorpene, la Armada de Chile aclara lo siguiente:

La supuesta filtración señala características de submarinos fabricados para otro país, no teniendo ninguna relación con nuestra Institución.

Las características técnicas de la construcción de las unidades son diferentes para cada país, de acuerdo a sus propias necesidades y requerimientos”.

Cabe recordar, que la Armada india exigió al gobierno francés investigar con urgencia el caso de los submarinos Scorpene cuyas características técnicas trascendieron esta semana a la prensa internacional.

Como se sabe tanto India como Chile, han adquirido este tipo de submarinos que en lo se refiere son de última generación. Es por eso que, los documentos marcados con el sello  “Restricted Scorpene India” han generado alarma en Chile.

Estos documentos filtrados detallan características críticas del diseño de este submarino,  asimismo, se detalla que se han filtrado 4,457 páginas sobre sensores submarinos, 4.209 páginas sobre sensores de superficie, 4.301 páginas sobre el sistema de combate, 493 páginas sobre lanzamiento de torpedos entre otros datos.


La filtración también incluye datos sobre las capacidades de camuflaje de estas naves incluidas el ruido y la visibilidad térmica y magnética, la profundidad de inmersión, el alcance, las características de los sistemas de torpedos y del sistema de manejo en combate. La publicación indica que la filtración de los documentos debe preocupar especialmente a los países que adquirieron el Scorpene, como la India, Brasil, Malasia y Chile.