martes, 24 de marzo de 2015

Perú contraataca por la denominación de origen del Pisco contra Chile




Tras darse a conocer que Chile reanudo la guerra por el Pisco, la embajada de Perú, en Santiago,  presentó una demanda de oposición ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi), en Chile, luego de que la empresa chilena Capel solicitara la inscripción de las marcas “La Cofradía del Pisco” y “Círculo del Pisco” en el mismo organismo.


Se supo que Inapi actúa como tribunal de primera instancia para resolver cualquier reclamo sobre eventual usurpación de marcas o denominaciones de origen, protegidas por derechos de propiedad intelectual. Y ante la demanda peruana, la oposición de los pisqueros chilenos fue inmediata.

La  Asociación de Productores de Pisco (APP), calificó  este hecho como una intromisión de Perú, vulnerando la Denominación de Origen (DO) Pisco  dentro del territorio chileno, protegida desde el 15 de mayo de 1931.

Por su parte, el abogado de Capel, Marino Porzio, sostuvo “No puede Perú pretender que un productor chileno conocido, como es Capel, no vaya a usar su marca Pisco, que está protegida por la ley chilena, y, lo que es más absurdo, pretenda que no puede hacer la inscripción porque la ley peruana reserva ese derecho. La ley peruana no tiene ninguna vigencia en Chile”.

Asimismo, el director del gremio y presidente de Cooperativa Capel, Francisco Hernández, señala  que este reclamo “refleja parte de una nueva política, claramente agresiva, que parece estar instalándose en algunas esferas del gobierno del Perú, y que atentan contra la DO Pisco establecida en nuestra propia legislación”.

Un punto importante es que Chile registró la Denominación de Origen  Pisco en 1931, esto quiere decir que durante su ocupación en el Perú, recopiló todo tipo de información sobre este trago peruano,  realizó toda una estrategia para que el gobierno peruano se concentre en solo  realizar el tratado de 1929, para luego en 1931 protegerlo e imponerlo como suyo. 

Pues sabía al tener todos sus registros históricos, en un futuro el Pisco se convertiría en un trago espectacular. 

Lo penoso de esto, es que Perú reaccionó tarde y es que en 1990, el término "Pisco" fue declarado como denominación de origen peruana, mediante la Resolución Directoral N° 072087-DIPI, de la Dirección de Propiedad Industrial del ITINTEC. Al año siguiente, con el Decreto Supremo N° 001-91-ICTI/IND de 16 de enero de 1991, se fija oficialmente el territorio de producción del pisco del Perú, en la zona costera de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y los valles del Locumba, Sama y Caplina en el departamento de Tacna.

Pese a ello, Perú tiene registros muy históricos sobre la denominación del origen del Pisco.

Tal es el caso del inglés Hugh Salvin relata en 1824 que "La ciudad de Pisco, casi a una milla de la playa es conocido por la fabricación de un licor fuerte que lleva el nombre de la ciudad. Mientras, que el inglés Charles Milner Ricketts indica en 1826 que "Para proteger a los terratenientes de Pisco en la destilación de su aguardiente [...] se prefiere el aguardiente de Pisco   productos que el Perú exporta a Chile y Guayaquil”.

Por su parte, el alemán Johann Takob Von Tschudi, en "Testimonio del Perú", explica en 1838, que "De la mayor parte se destila aguardiente, el cual como se comprenderá es exquisito. Todo el Perú y gran parte de Chile, se aprovisionan de esta bebida del valle de Ica. El aguardiente común se llama aguardiente de Pisco porque es embarcado en este puerto.

En 1884, Juan de Arona incluye el término pisco en su «Diccionario de Peruanismos» indicando que este término era el "nombre genérico del aguardiente de uva que se elabora en las haciendas comarcanas a Pisco y que se exporta por este puerto" señalando además que "el aguardiente «pisco» es uno de los más ricos de la tierra". El autor también señala que los términos «pisco» o «pisquito» designaban al botijuelo de barro cocido en que se envasaba la bebida.

El chileno Manuel Antonio Román señalaba en su Diccionario de Chilenismos y de otras locuciones viciosas (1901) que el pisco era un "Aguardiente muy estimado que se fabrica en el Perú,  y conocido ya en todo el mundo. Principió sin duda, en el puerto peruano de Pisco, y por eso tomó ese nombre".

Del mismo modo, José Toribio Medina en su obra "Chilenismos. Apuntes lexicográficos" (1928), indica que éste era un "aguardiente de uva moscatel de esa procedencia [del pueblo de Pisco, en el Perú.

El Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, en su vigésimo segunda edición, define al Pisco como "aguardiente de uva", señalando en la nota etimológica "de Pisco, ciudad peruana en el departamento de Ica". Mientras, la Enciclopedia Británica define Pisco como "ciudad, Ica, sudoeste del Perú... conocida por su brandy hecho de uvas moscatel.

Por último, un dato no menos importante, es saber que empresarios chilenos compran terrenos en la ciudad de Pisco, Ica, para cultivar  uvas, elaborar el trago de Pisco y luego enviarlo a Chile para su exportación como producto chileno.