jueves, 27 de agosto de 2015

Tacna celebrará su 86 aniversario de regreso al Perú luego de la Guerra del Pacífico


A pocos días para celebrarse el  86º aniversario de la reincorporación de Tacna a la Heredad nacional, Mediante Decreto de Alcaldía Nº 0020-15 de fecha 21 de Agosto la Municipalidad Provincial de Tacna (MPT)  dispuso el abanderamiento general de la provincia de Tacna.


La disposición de embandera miento aplica desde las 6 h del 27 de Agosto hasta las 18 h del 29 de Agosto, para todos los distritos de la provincia de Tacna. Incluye los distritos de la zona rural.
El incumplimiento del presente decreto dará lugar a las sanciones vigentes de la MPT, equivalente al 6% de la UIT.

Asimismo, se dio a conocer que con procesión de la bandera, alumnas, exalumnas y docentes conmemoraron 86° años de Reincorporación de Tacna a la Heredad Nacional. Tradicional ceremonia se realizó en la plaza de la mujer.

Escolares y exalumnas de la institución educativa Francisco Antonio de Zela iniciaron la ceremonia especial con la procesión de la bandera desde la avenida Basadre y Forero para recorrer Alto Lima y llegar a la plaza de la mujer.

La banda de música del centro educativo enmarcó el recorrido y acompañó canticos de las mujeres que llevaban entre sus manos el pabellón nacional para luego ser izado en la mencionada plaza por la exalumna Irma Ladines viuda de Cáceres.






Cabe mencionar que el homenaje inició desde las 8:30 horas de ayer con una paraliturgia y contó con la participación de colegios invitados como son: Hermanos Barreto, San Ignacio de Loyola y Niños Héroes.

Como se recuerda y tras perder en la Guerra del Pacífico 1879 -1884, Perú pierde el Departamento de Tacna. Tras la Batalla de Tacna en el Alto de la Alianza, en 1880. La región fue ocupada por Chile durante 45 años, siendo objeto, junto con Arica y Tarapacá, de la llamada chilenización.

Por el Tratado de Ancón de 1883, la República del Perú cedió a la República de Chile, «perpetua e incondicionalmente», el territorio de Tarapacá; además, se estipuló la posesión por Chile de las provincias de Tacna y Arica, que quedaron sujetas a la legislación y autoridades chilenas, por un plazo de diez años, al cabo de los cuales se realizaría un plebiscito que definiría el dominio y soberanía sobre estas últimas. Tanto Perú como Chile realizaron esfuerzos para intentar asegurar tales territorios y sus habitantes para sí.
El Estado chileno, por su victoria bélica y la ocupación y administración del territorio, pudo iniciar un amplio proceso de "chilenización" dirigido a la población local, interviniendo en las organizaciones privadas y públicas de la zona, utilizando como ejes a la escuela fiscal, el servicio militar y la labor de la Iglesia Católica.1 Perú, por su parte, recurrió a las autoridades eclesiásticas y sacerdotes peruanos, las escuelas privadas y los diarios, para frenar los planes del gobierno chileno.




A inicios del siglo XX la chilenización se hizo más intensiva y compulsiva, llegando a puntos exacerbados hacia el primer centenario de la Independencia de Chile, por la actividad de ciertos grupos de población civil chilena, de naturaleza nacionalista, que comenzaron la creación de "ligas patrióticas" y clubes de diversa índole, con la finalidad de hacer desaparecer los rasgos peruanos de los territorios de Tacna, Tarata, Arica y Tarapacá.

Estos hechos, tanto políticos como violentos, continuaron hasta la firma del Tratado de Lima, el 3 de junio de 1929.

Por medida o influencia de la autoridad chilena, en Tacna, Arica y Tarapacá las calles comenzaron a ser renombradas y se alteraron las efemérides locales.5 6 En Tacna la calle Alameda pasó a llamarse Baquedano, en Arica la calle 2 de Mayo se convertiría en 21 de Mayo, y en Iquique la calle Tacna cambiaría a Obispo Labbé.

La discriminación hacia la población de origen peruano fue notoria en las obras públicas promovidas por el Estado que perjudicaron al oasis de Pica y los valles cercanos de Quisma y Matilla, ya que sus aguas fueron expropiadas para abastecer a Iquique.

Uno de los pasajes que cuenta sobre este hecho, fue el diario La Unión de Valparaíso, en 1902 señalaba que "Una generación se ha sustituido a otra en la Alsacia y Lorena y, a pesar de esto y a pesar del talento y discreción de los políticos alemanes todavía el sentimiento francés anima a esas provincias. Y nosotros creemos que con unas cuantas casas y edificios, con la presencia de una Corte, con la presencia de algunos periodistas y de algunas autoridades chilenas podemos chilenizar a Tacna y Arica, donde el sentimiento peruano se mantiene en tensión continua y es hoy mucho más vivo y ardoroso que antes [...] Parece que ya hay tiempo de sobra para desengañarnos, para conocer que en todas estas tentativas de chilenización, lo único que se chileniza es el dinero del Fisco, y hasta se le peruaniza, puesto que los gastos se convierten en mejoras de ciudades que al fin, pueden pasar al poder del Perú, sin beneficio alguno para nosotros".

La chilenización como acción de Estado provino en la escuela fiscal, donde las clases se realizaban con libros de texto chilenos, y donde se enfatizaba las disciplinas como la gimnasia, los ejercicios premilitares y el tiro escolar. En contraposición, los peruanos de Tacna, Arica y Tarapacá crearon y mantuvieron sus propias escuelas, con el fin de inculcar los valores peruanos a sus hijos.

Chile estableció el servicio militar obligatorio en septiembre de 1900, mediante la Ley Nº 1.362, de "Reclutas y Reemplazos del Ejército y la Armada", que dispuso la conscripción obligatoria para los hombres de 20 a 45 años de edad, por un período de un año.

Las autoridades chilenas aplicaron tal normativa incluyendo las provincias de Tacna, Arica y Tarapacá. La Corte Suprema de Chile, en octubre de 1917, al resolver un recurso de casación en el fondo interpuesto por jóvenes hijos de peruanos nacidos en la Provincia de Tacna, estimó que los territorios de Tacna y Arica estaban plenamente sometidos a la soberanía chilena y formaban parte integrante de su territorio y que, por tanto, las personas nacidas allí después de la celebración del Tratado de Ancón, aunque fuesen hijos de peruanos, eran chilenos y debían cumplir con las obligaciones que a estos imponía la ley de reclutas y reemplazos del ejército.




Los  jóvenes peruanos que habitaban la zona de Tacna y Arica, quienes fueron enviados a Santiago para servir en el ejército de Chile.10 Para no realizar el servicio militar, los hombres peruanos, dentro del rango etario de conscripción, comenzaron a abandonar la zona, convirtiéndolas a Tacna y Arica en ciudades habitadas por mujeres, ancianos y niños peruanos.13 Situaciones similares también ocurrieron en Tarapacá, aunque en menor escala y diferente contexto. En Tarapacá, la población de origen peruano no era la mayoría y la zona estaba bajo dominio de Chile de acuerdo al Tratado de Ancón.

Hacia 1919 en Tacna, debido al reclutamiento para el servicio militar, de los 19 000 habitantes restantes, 8000 eran militares chilenos; por ello, muchas mujeres tacneñas permanecieron solteras.13 Ese escenario es descrito en la obra La señorita de Tacna de Mario Vargas Llosa.

Respecto a la zona de Tarapacá, Lautaro Núñez Atencio, arqueólogo iquiqueño descendiente de peruanos y Premio Nacional de Historia de Chile, señala que "grupos organizados conocidos como las Ligas Patrióticas provocaron la expulsión de los peruanos a través de acciones donde la violencia fue el instrumento principal. Asesinatos, robos, discriminación y abusos de todo tipo, eran cosa de todos los días [...] queda claro que se trata de sucesos dramáticos ocurridos en la comarca tarapaqueña, como si aquel dios cautivo anterior a los incas, el travieso Tarapacá, hubiera marcado para siempre el destino cautivo de la región. Esta vez cautivo en las provincias que pasaron a ser chilenas y que para desperuanizarlas cayeron en manos de los demonios xenófobos.

En lo que es la Prensa, Diarios publicados en Tacna y Arica realzaban los valores patrióticos peruanos, algunos de los cuales llegaron a ser clausurados por la autoridad chilena. Mientras, diarios publicados por chilenos en la zona eran utilizados para promover la chilenización y atacar a los editores de los periódicos peruanos.


Pese a ello, Tacna regresó al Perú y desde entonces cada 28 de agosto celebra su reincorporación, pero surge una pregunta, Si Tacna celebra su regreso al Perú, Por qué Perú no celebra el regreso de Tacna?