martes, 18 de agosto de 2015

¿Quién dice que Arica se ha olvidado del Perú?



¿Quién dice que Arica se ha olvidado del Perú?, bueno se supo que el pasado 27 de julio y previo al 194 aniversario del Perú, la Fundación Arica revive y junto a la agrupación Arica sin fronteras realizó una romería  en recuerdo al último alcalde peruano dicha ciudad.


Se dio a conocer que el último alcalde peruano de Arica fue Don Domingo Pescetto y que sus restos reposan en el mausoleo familiar ubicado en el pasillo principal del cementerio principal de Arica.






En dicha ceremonia estuvo presente el Cónsul del Perú en Arica, Luis Cavagnari, quien dedico unas palabra para el último alcalde peruano de Arica y que tuvo un papel importante durante la Guerra del Pacifico.

Asimismo, estuvo presente el académico de la Universidad de Tarapacá, Don Rodrigo Ruiz, quien compartió reseñas historias luego de las post guerra y que afecto mucho en la ciudad de Arica.

Cabe precisar que Domingo Pescetto fue un hombre que participó activamente en las luchas unificadoras italianas lo que acentúa la complejidad de su forma de pensar y entender una idea de nación,fue un hombre que pasó por una decisión que marcó su vida (como lo fue embarcarse de su natal Savona a Sudamérica) dejando atrás una vida para sumir otra, fue el sujeto que pasó por un complejo proceso de asimilación cultural en un nuevo espacio desconocido como lo era Arica de antaño, fue quien construyó una historia de amor con Melchora Cornejo Corvachoy que creó una leyenda ariqueña en torno sus aventuras, fue el hombre debió enfrentar al ejército chileno y negociar las condiciones de entrega de la plaza en el fatídico 7 de junio de 1880. Y fue la persona que debió sufrir la dolorosa postguerra.





Otro gran punto de Arica que está llena de recuerdos peruanos es el Mercado Central y que lo administra el ariqueño Ricardo Castro, hace memoria a sus recuerdos y apuntes relacionados al Mercado Central de Arica que fue construido en 1875 durante la administración peruana.

Este gran Mercado cumplió el pasado 27 de Julio 140 años. Ricardo hace memoria y recuerda que el actual mercado no siempre fue un centro de abastos, ya que en la colonia fue un monasterio franciscano y tuvo un cementerio.

"En sus suelos tiene una red de túneles y se dice que fue utilizada como refugio para los piratas, pero también fue usado como conexiones secretas con otros monasterios cercanos de la época", dijo.

El 13 de agosto de 1868 sucedió un gran terremoto y maremoto en Arica, y se desplomó el convento de San Francisco. Luego en el año 1875 se habilitó la Recova.





Luego estalló la Guerra del Pacífico y la Recova fue rehabilitada como cuartel y cuando Chile tomó posesión de Arica, se le devuelve su calidad de Recova y se convierte en el actual Mercado Central.

Don Ricardo tenía como 10 años cuando vivía en calle Colón y visitaba frecuentemente el mercado junto a sus padres, quienes le comentaron que por los años 1900 se abastecían de los productos que los agricultores traían a Arica en mulas o caballos desde los valles de Azapa, LLuta, Codpa y otros. Pero con los años la población ariqueña se extendió alejándose del centro de la ciudad, dejando de lado al Mercado Central.

"El boom del Mercado Central fue por los años 1910-1930 cuando en el proceso de chilenización se construyó el Hotel pacífico y el Ferrocarril Arica -La Paz. Esos años vino mucha gente del sur a trabajar. Y los concesionarios de los comedores compraban todos los productos en el mercado y eso produjo un auge", contó Castro.

En la actualidad, con todo esto de la emigración de los puestos y expansión de la ciudad, el Mercado Central sufrió una despoblación durante las últimas décadas, ya que de los 100 locales que había antes, ahora solo quedan 16 locatarios, quienes han tenido que lidiar con decretos de demolición y baja clientela. Pero aun así no han querido dejar sus locales y son los únicos que le dan vida al mercado gracias a sus fieles clientes.